lunes, junio 29

I'm gonna sing

A pesar del inexorable estrés facultativo, ayer pude disfrutar con todas las ganas los dos conciertos que tuvimos con el coro. El primero en un centro cultural, donde me fueron a ver mis papás y un amigo, y el segundo en una iglesia con una acústica increíble.
No puedo explicar con palabras lo bien que la paso cantando, así esté sola o con mis compañeros. Los nervios aparecen al principio inevitablemente, pero es cuestión de saltar la valla del primer tema para poder empezar a disfrutar.
Lo cierto es que tres semanas atrás estuve a punto de dejar el coro. No sabía si me iban a dar los tiempos, teniendo en cuenta que curso todos los días, estudio en mi casa, voy a piano, voy al gimnasio mínimo tres veces por semana...es mucho. Sinceramente me aplaudo por poder llevar adelante tantas actividades, que me vaya bien en la facultad y, aún así, tener tiempo para mirarme una peli, una serie, o sentarme acá a escribir un ratito. Creo que la clave está en no pensar tanto en todo lo que tengo que hacer y simplemente hacerlo. De todas formas, sé que mi salud es mi prioridad; así que ni bien sienta que no puedo, voy a aflojar. Por ahora mi psiquis viene zafando: todavía no entré en crisis. El que sí me está pasando factura es mi cuerpo; no me entra una contractura más. Y ese mismo problema se manifiesta en unos dolores de cabeza insoportables. Ahora estoy bien porque tomé un ibuprofeno antes de ir a ensayar, pero estuve varios días al borde de la muerte (amo exagerar, ¿vieron?).
Uy, me re fui de tema. El coro, Juliana, estabas hablando del coro. La cosa es que estuve a punto de dejar porque creí que no iba a poder con tantas cosas pero, asombrosamente, no fue así. Y salí ilesa. Igualmente, como ya dije, ni bien vea que estoy hasta las manos, no voy a dudar en faltar. De hecho, ya avisé que este viernes no puedo ir porque el lunes rindo dos parciales. Dos. Y uno atrás del otro.
Hablando de la facultad (y les juro que voy a decir algo bueno), ¡aprobé el parcial de fonética! Lo rendí el viernes pasado y salí no muy convencida con mi desempeño (qué raro). O sea, no es que de entrada dije "voy a re desaprobar", pero definitivamente no me fue tan bien como en las prácticas. O la profesora dictó más rápido, o yo estaba un poco más nerviosa. Me inclino más por la segunda, ya que en las prácticas la profesora también iba a las chapas y, aún así, yo lograba seguirle el ritmo. Para que entiendan un poco mejor: el examen consiste en un dictado (en inglés, por supuesto) que tenemos que transcribir en símbolos fonéticos mientras los escuchamos, y después marcar el tono y la prominencia con la que la profesora lo lee. El resultado es un choclo tremendo de simbolitos, rayas y letras, pero bueno, nosotros nos entendemos.
La cosa es que aprobé, ya está. Algo menos de que preocuparme. Este jueves me toca el segundo escrito de grámatica (que no me preocupa tanto porque la vengo estudiando hace mucho), y el lunes el oral de gramática (que me preocupa un poco más porque es el que define si la promociono o no) y el primer parcial de técnicas (que me preocupa como ni les cuento porque es todo lo de principio de año hasta ahora, mátenme)
En este preciso instante, me estoy inscribiendo al último final que me queda dar de primer año: Lengua fucking Inglesa I. Me superan las ganas de sacármela de encima. La parí todo el año pasado, de la misma forma en la que ahora estoy pariendo Lengua II. Quiero llorar cada vez que pienso que voy a estar todas las vacaciones de invierno estudiando cohesion in English, pero si apruebo esa no tengo que rendir finales hasta diciembre. Pensá positivo, Juliana; cinco añitos y ya estamos.
Cambiando abruptamente de tema, me sorprende mucho que no dije nada respecto de mi vida sentimental. ¿Será una buena señal? Es cierto que hace mucho que no pienso, que no me quedo hasta largas horas de la noche analizando el sentido de la vida, y eso es bueno. Eso es muy bueno. Puedo decir honestamente que, en este momento, estoy conforme con como están las cosas en mi vida. Espero que dure.
Así concluye mi update del día de la fecha. Ahora me toca lavar los platos, hacerme un tecito, mirarme algún capítulo de The Big Bang Theory y a dormir. Cambio y fuera. Buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario