miércoles, abril 22

Yo sí te quiero

Para ser querido por alguien, primero hay que quererse a uno mismo.
No importa lo que piense el resto. 
Esas dos oraciones, junto con otras igual de trilladas, constituyeron algo así como mis lemas, mis "frases de cabecera" del 2014. Y es que por más obvias que suenen, me costó años de lucha lograr llevarlas a la práctica. Años de subidas y bajadas. Años de "los odio a todos" a la mañana y Miss Filantropía a la noche. Años de odiar la puta adolescencia. Años de vivir a la merced de lo que un grupo de pelotudos definían como "copado" y "loser".
Después empecé la facultad y mi vida se dio vuelta como un panqueque. Empecé a despertarme motivadísima por ir a hacer lo que me gustaba, con terribles ganas de construir mi vida como yo quería, y todo era mariposas y corazones...
Bueno, todo fue mariposas y corazones hasta hace muy poquito, cuando me encontré a mi misma abandonando el traje de "mujer fuerte e independiente" y llorando en mi cama cual pendeja de quince años, con planteos dignos de pendeja de quince años. 
No sé qué hago mal. No sé qué tengo mal. ¿Tan horrible soy? ¿Por qué no le gusto?, ¿será gay? Lo llego a ver con una mina y lo cago a trompadas. Lo llego a ver con una mina más linda y me tiro abajo de un tren. ¿Por qué no me habla? O mejor dicho, ¿por qué a mi nadie me habla? Juro que a esta altura me da lo mismo si es él o el verdulero de la esquina. No le voy a hablar, ni a palos. No le pienso hablar. Él se lo pierde. Mentira, no se pierde nada porque ni sabe que se está perdiendo algo; hasta ese punto llega lo que le importo. No le importo NADA, como a todos los chicos que conocí en mi vida. Se sentó en el piso; había lugar al lado mio y SE SENTÓ EN EL FUCKING PISO, ¿VOS ME ESTÁS JODIENDO? Juro que una noche de estas salgo y me voy a garchar a la casa del primer Charly que se me cruce... Sí, seguro, pelotuda. Ni vos te la creés. Llegás a hacer eso y a la mañana siguiente vas a estar llorando igual que ahora, sólo que mirando la espalda de Pepito Juan. Encima esta otra tarada que twittea lo feliz que es ahora que encontró al amor de su vida. La concha de tu madre. Hablame pelotudo. Nadie me quiere. Me quiero morir. 
Sip, así se sentía la señorita No Necesito Un Hombre Para Sentirme Completa
La cosa es que, por más hipócrita que suene en ese párrafo, todo lo que se me cruzó por la cabeza en el momento lo anoté, como siempre. No escribirlo equivaldría a mentirme a mi misma, y el objetivo del blog es justamente lo contrario.
Aunque nadie me crea, les juro que no fue por el chabón. Ni siquiera estaba tan desesperada porque me hable. Estaba desesperada porque alguien me hable, y bueno... él era el que tenía más a mano para echarle la culpa. De hecho, incluso antes de ese brainstorm de pelotudeces yo ya había cerrado el tema de este flaco (es algo que planeo explicar en otra entrada).  
Pero el momento más decepcionante fue cuando volví a leer todo lo que había escrito y pensé: "che, paren, entonces no cambié un carajo, ¿qué onda?"
Bueno, mi querida Juliana, la "onda" es que sí, cambiaste. Claro que cambiaste. Pero, ¿qué te pensabas?, ¿que ver a los que te rodean obteniendo todo lo que vos seguís esperando no te iba a doler? No sos la mujer maravilla, aguantá un cacho. Dejá de sobreanalizar todo y date cuenta por un minuto que no está mal estar triste. Porque aunque te pongas mal, acá seguís. No es que un día te despertás, la felicidad te toca la puerta y vos la dejás entrar. Vos la construís, todos los días. Y bueno, no te puede salir bien todos los días. 
Aparte, no me vengas con eso de que nadie te quiere, boluda. Yo sí te quiero, aunque te hablés a vos misma en segunda persona. 
¿Te tiro otra frase trillada de las que te gustan?: Rendirse es de débiles. Y nosotras no nos rendimos. 

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo con lo que has escrito, la felicidad se construye poco a poco y parte de construir esa felicidad es caer y llorar para poder levantarnos y crecer. Es parte del aprendizaje y de hacernos fuertes. Espero que seas muy feliz ;)
    Un beso desde www.femeninasyalamoda.blogspot.com ♥

    ResponderEliminar