martes, abril 8

Some nights

Después de estar una hora reloj tirada en la cama, escuchando música mientras contemplaba la tormenta, me pareció razonable agarrar toda esta angustia y tratar de ponerle un nombre, de entenderla, porque dentro mio no es más que un bollo de cosas sin sentido.
No sé por qué me pasa esto, pero siempre que estoy pasando por una buena etapa de mi vida, acompañado de la felicidad viene ese sentimiento que me dice "mirá que todo esto se va a terminar en cualquier momento". 
Sé que es así. La vida se empeñó toda mi existencia en mostrarme que lo bueno dura poco, y que por más que lo intente, nunca voy a cambiar ni voy a salir de este lugar, aunque me muera por hacerlo, aunque a veces me parezca que lo logré. 
Mentira, sigo acá, siempre estuve acá. Pero está bueno olvidarme de eso por un ratito y creer que algo cambió. A esta altura, son esos momentos los que me mantienen parada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario