domingo, marzo 16

One life

Y sí, al final la cagué. Era obvio.
Parece que vine al mundo para luchar constantemente por subir, llegar a un punto en el que casi alcanzo lo que quiero y volver a caer. Y se repite una y otra vez. Así es mi vida.
Porque un minuto está todo bien, y todo es risas y felicidad, hasta que me acuerdo dónde estoy parada y me dan ganas de desaparecer, ¿saben?
Todo el tiempo me pregunto por qué a mi. Sé que hay gente lidiando con problemas cien veces peores, pero no puedo evitar cuestionarme todo el tiempo para qué carajo vine al mundo, sobre todo ahora. Parece que estoy destinada a ser la pelotuda que se conmueve con la felicidad ajena.
Y no sé si es porque yo estoy triste, pero de repente todos a mi al rededor parecen ser las personas más felices del planeta, y me parte el alma no poder compartir eso con ellos.
Siento que yo no puedo ser feliz, y al igual que ahora, cada vez que esa idea viene a mi mente, se me empiezan a caer las lágrimas.
Me siento la persona más inservible del mundo. Porque siento que, a pesar de los esfuerzos, nunca voy a encontrar a alguien que me diga que soy lo más importante. Les juro que siento que nunca me van a agarrar de la mano y me van a decir que me aman. Todo el tiempo, la vida parece decirme que eso no es para mi, que no es mi destino, y me resulta imposible explicarles cómo me hace sentir esa idea.
Necesito que alguien me escuche. No que me juzguen de entrada con un "no sabés lo que estás diciendo, no te falta nada". Sí, me falta. Puede que tenga mucho de lo que quiero, pero no me tengo a mi, y en lo que a mi concierne, eso es lo único que verdaderamente se necesita.
El otro día vi un recital por internet, en el que en un momento la cantante decía "porque no vale la pena vivir la vida si estás triste y solo". Y fue en ese momento cuando me pregunté cómo sigo adelante ahora.
Me quiero ir. Me voy. Es un desastre esto.

1 comentario:

  1. Si buscamos que alguien nos quiera, nos contenga y nos de la mano cuando lo necesitamos lo primero que tenemos que hacer es entedernos, contenernos y querernos. Es un efecto que se produce: Cuando uno esta bien, nuestro alrededor también esta bien.
    Sé como te sentís, yo también me sentí así infinidad de veces y aún en mis buenos momentos tuve recaídas y volví a estar triste pero lo importante en todo esto es que empieces por vos sin pensar como los demás viven su historia. Cada vida es única, cada uno sabe que puede soportar y que no. No compares y no pienses que los demás pueden y vos no porque eso es una mentira.
    Lo que puedo decirte es que empieces por vos, a quererte, a aceptarte, de a poco, con tus tiempos. Y vas a ir sintiendo como van cambiando las cosas.
    Esta bueno hacer cosas por una misma, hacer cosas sola pero no por eso sentirse en soledad.
    Ojalá todo mejore :)

    ResponderEliminar