lunes, febrero 17

Real

Parece que últimamente el único momento que espero, es la hora de ir a dormir. Es la única oportunidad que tengo de poder estar sola conmigo misma, sin preocuparme de que alguien más escuche esos pensamientos que suenan tan alto. Sin preocuparme de dejar indicios de que tengo ganas de estar en cualquier lugar, menos en el que estoy ahora.
Siento que no puedo ser feliz, y esa idea me rompe el corazón. Parece que nací para hacer felices a otros y esperar obtener algo a cambio. 
Y ese sentimiento inexorable de que estoy haciendo algo mal, está siempre ahí. No me deja vivir. Vaya a donde vaya, siento que llevo una mochila llena de piedras que no me puedo sacar. Llena de dudas, preocupaciones, sentimientos de mierda.
Quiero poder tomarme las cosas como son, dejar de complicármelas con algo que es así, que no tiene vuelta. Pero se volvió imposible para mi hace tanto ya. 
Y es así; lo único que quiero en la vida, es ser querida por otros. Y odio darme cuenta de eso.

Siempre me pregunto si alguien piensa en mi. No me refiero a pensar de alguna manera en especial, digo pensar, cruzar la mente de alguien, acordarse de que existo.
Estoy muy cansada, literalmente. Juro que todo me cuesta el doble. Nadie se imagina lo que tardo en decidir ir a cualquier lugar donde me hayan invitado. Es todo un proceso por el que tengo que pasar, de arreglarme cuando no tengo ni ganas de salir de la cama, de entablar conversaciones tan intrascendentes en comparación a todo lo que me pasa, de estar pensando todo el tiempo que si no estuviera ahí, no habría diferencia. 
Estoy volviendo a transitar una etapa que creí que había superado. Una etapa que era fundamental superar. Porque la última vez que pasé por acá, terminé pensando que me quería morir, y no miento cuando digo que nunca quise algo tan fuerte como eso, en aquél momento,
En ese entonces no me interesaba hacer un mínimo esfuerzo por cambiar mi situación, ni me movía para nada el hecho de pensar que a los quince años, lo único que había logrado era ser una pendeja suicida. 
Ya no es así. No quiero llorar, no quiero encerrarme, no quiero morirme. Al final, lo que más quiero no es un novio, ni viajar por el mundo, ni ser flaca, ni que me compren un auto. 
Quiero levantarme a la mañana y ser feliz, sólo eso. 

Esto lo escribí ayer a la noche en las notas del celular. Hoy no sé qué tanto de eso siento ahora, pero hace unas horas así estaba, y sería injusto para mi esconder las cosas que cruzaron mi cabeza para intentar pretender que no existen. No voy a arreglarlo ni a cambiarlo; eso es, y esto soy.

2 comentarios:

  1. Hace unos días me dijeron una frase que, comprobada por mí en otros aspectos, suena sencilla pero tiene toda la carga de verdad: si vos estás bien, todo va a estar bien a tu alrededor. Lo que más cuesta, lo sé, en estos casos es estar bien sintiéndose tan mal, pero a partir del cambio crucial las cosas que te pasan, lo que vos asumís como un faltante, o lo que tanto querés, va perdiendo ese carácter absorbente.

    Esperar, duele. Esperar en la desesperación, duele el doble. Hacé toda la fuerza para esperar, para reponerte, para tomar el inicio de esta nueva etapa como un comienzo de cero. Creeme si te digo que el verano antes de empezar la universidad me sentía así, tal cuál. No sé si lo llamo un proceso, o uno se da cuenta de que está creciendo y hace balance en general, pero te aseguro que el panorama cambia. Cambia porque vos cambiaste, y empezaste a elegir realmente dónde y con quiénes querés estar.

    ¡Te mando un abrazo ENORME, muchacha!

    Avellaneda... ;)

    ResponderEliminar
  2. Veo que has mejorado tu situación en entradas posteriores a estas, pero te comento aquí porque nocesito decirte que me siento exactamente igual que tú, y necesitaría que me dijeras como superar situaciones así, porque es lo que me impide ser feliz. Tiene que haber una solución a esta locura que me ata, y parece que tú encontraste la fórmula...
    Te agradecería muchísimo que me respondieras en mi blog, por si se me pasa mirar dónde me respondes...
    http://justspeaknow13.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar