sábado, febrero 22

Montaña rusa

"But because things change. And friends leave. And life doesn't stop for anybody"

Y al final, lo único que te queda es elegir entre dos opciones: o seguís lamentándote por todo lo que dejaste atrás, o lo aceptás como parte de la realidad y seguís adelante. Hoy llegué a ese punto de mi vida en el que dije ya está.
Admito que mirar fotos, leer viejas conversaciones y hacer otros flashbacks al pasado (acuérdense en todo momento que están leyendo a una persona masoquista) me sigue doliendo en lo más profundo del corazón; pero ya estoy empezando a aceptar el hecho de que no puedo hacer nada. Prefiero cerrar los ojos y tomarme diez segundos para tranquilizarme y recordarme que podría ser peor. Les juro que ayuda, aunque no lo crean.
Es que ya me cansé de vivir alterada por todo. No puede ser que cualquier cosa que no me sale como quiero me provoque un caos mental. Quiero estar tranquila, nada más. Y eso es lo que estoy intentando.
Aceptar las cosas, tomarlas con calma, dejar de buscar y empezar a vivir. Me quedo con eso.

2 comentarios:

  1. Ando en las mismas y puedo decir que es muy satisfactorio el hecho de ver atrás y darte cuenta que ya no duele. El tiempo cura pero no olvida. Y tienes razón, hay que aceptar las cosas porque así es la vida; todo tiene su porqué :)

    ResponderEliminar
  2. Me parece perfecto que hayas decidido eso, hace un tiempo yo decidí lo mimo y ahora estoy tranquila, en paz conmigo misma. Te aseguro que es la mejor decisión que pudiste haber tomado!

    ResponderEliminar