martes, octubre 1

Octubre

¡Empecé el coro de la Universidad! Fui el viernes a ver qué onda, me tomaron una prueba de voz y me pusieron con las contraltos. Me quedé fascinada; la gente es re buena onda, descubrí que hay un par que conozco, amo los temas que hacen, me encanta la seriedad del coro. No sé, todo. La idea de ir surgió de la nada; me acordé que había ensayo una hora antes y dije "ya fue, voy". A veces agradezco ser osada con las decisiones que tomo, y de no ir nunca a lo seguro. Por suerte, todas las buenas cosas que descubrí en mi vida fueron por pura curiosidad y resultaron de maravillas. Esta es una de ellas.
Hace un rato, salimos a cenar con mi abuela y con mi mamá. Me pedí un omelette de jamón y queso que estaba buenísimo. Después nos fuimos a tomar un helado; tramontana y frutilla al agua, mi clásico. En conclusión, la salida fue re linda; conversamos un montón y la pasé genial. 
Moviéndonos a lo que más importa, me siento re bien. Por suerte, mis recurrentes bajones están desapareciendo mientras vuelve mi positividad, mi lado gracioso, etc etc. Básicamente, estoy tratando de disfrutar ahora todo lo que no pude en un principio. Septiembre fue re lindo; lo terminé en familia debido al cumpleaños de mi abuela y mi papá {feliz cumple a los dos, los amo}. Espero que octubre sea igual. Vamos que volvió Glee, se me va a la secundaria y me quiero llevar los mejores recuerdos, sólo eso. Verano te tengo fe.
Les mando un beso.

Escuchando: I Saw Her Standing There - The Beatles 

1 comentario:

  1. Que bueno que te vengas sintiendo mejor! Y vamos con las decisiones osadas que tomamos que nos llevan por buen camino!
    Te nomine en mi blog, cuando puedas pasate! Un beso.

    ResponderEliminar