martes, septiembre 17

They may just run away from you

Recién decidí tomar un viaje al pasado y releer mis viejas entradas. Me quedé sorprendida de las cosas que escribía un año atrás. Todos los días tenía una anécdota que contar o una reflexión sobre la vida que hacer. 
La verdad es que extraño esa magia de sentarme a escribir y empezar a teclear casi sin pensar en lo que iba a decir; como si las palabras simplemente fluyeran y yo las dejara salir. No sé por qué últimamente estoy tan colgada con esto, siento que es un compromiso que no estoy asumiendo. Digo, en ese momento tenía cincuenta seguidores y tres comentarios o más en cada entrada. Además, siempre encontraba algún momento del día para escribir, y si no lo encontraba me lo inventaba, porque el año pasado hacía canto, inglés, iba a la psicóloga y pasaba más tiempo en el colegio. Ahora tengo 128 seguidores, no hago ninguna otra actividad exceptuando canto, y con suerte alguien me lee. No es justo de mi parte.
En fin, estoy dispuesta a intentar recuperar esa continuidad que tanto me caracterizaba y que, estoy segura, atraía a más gente a querer entrar a este espacio. Pero lo más importante de todo, es que me hace bien. No sé por qué la escritura pasó a ser un segundo plano en mi vida. Podría inventar la excusa de que no tengo tiempo, pero es mentira. 
Eso por un lado. Por el otro, me doy cuenta de cómo decayó mi vida social con algunas personas que, hace un año, solía ver más seguido que a cualquiera. Ahora sí, voy a decir algo a mi favor. Tengo la conciencia limpia porque sé que nada de esto es culpa mía. Si optaron por la sencilla opción de tomar la postura de ignorarme, problema de ellos. Como dije hace un par de días, yo ya no puedo hacer nada más. Insistí, intenté y todo fue en vano. Si inventan la excusa de que no tienen tiempo, también están mintiendo. Así que bueno, si en algún momento se acuerdan de mi y desean regresar a los viejos tiempos, estoy dispuesta a intentarlo. Pero ya no más ir detrás de ellos. Ojalá algún día se den cuenta. 
Para concluir mi entrada, les cuento que dos amigas mías se compraron las entradas para el recital de Lana, así que, Noviembre, allá vamos. Va a ser el mejor mes de todos, estoy segura. Soy tan feliz. 
Les dejo una frase anónima que encontré el otro día, y me encantó;

❝Everybody wants happiness,
nobody wants pain.
But you can't have a rainbow
without a little rain❞ 

Escuchando: On Top of the World - Imagine Dragons

2 comentarios:

  1. Que bajon eso de tus amigos, o nose, esta bueno lo de la consiencia limpia, pero igual si despues vuelven a juntarse nunca es lo mismo que antes, creo yo. Cambiando de tema, gracias por tu comentario anterior, y siii amo a Marina, me encaanta, y estoy esperando un milagro para comprarme la entrada de Lana, sufro eso jajaj un beeso!

    ResponderEliminar
  2. También he mirado atrás y es graciosos como personas que eran parte de nuestras vidas ahora simplemente ya no están, pero es mejor creer que era lo más indicado.
    Entiendo eso de no escribir tanto como solíamos hacerlo, me pasa también, pongo puras excusas como que no pasa mucho en mi vida, pero para algo tenemos imaginación.
    Yo sí te leo! Saludos!

    ResponderEliminar