martes, septiembre 3

The world was wide, too late to try

Mi vida académica va en picada; sigo sin terminar el trabajo de psicología, hoy entregué casi sin hacer el examen de matemática y no estoy repasando historia. En lo único que me sigue yendo bien es en lengua; igual hoy hice el esfuerzo de levantarme a las cinco y media de la mañana para terminar el libro, sino también la desaprobaba. No sé qué onda.
Últimamente no hago nada con mi vida. El lunes falté al colegio sin razón aparente, podría haber aprovechado para estudiar horas de matemática, pero en cambio opté por no hacer nada durante todo el día. Imaginen que recién me puse a con la tarea cuando volví de caminar, más o menos a las siete de la tarde. Desde que me levanté hasta esa hora no hice nada. Nada. Tele, compu, música, tablet, whatsapp, cama. Me sentí tan fracaso que casi me obligué a hacer ejercicio.
No sé si toda esta fiaca de vivir tendrá que ver con mi estado de ánimo, pero lo cierto es que nunca estuve tan ciclotímica como ahora; soy insoportable. Paso de estar muriéndome de risa hablando con mis amigas, a tirarme en la cama y pensar en cosas negativas. Ya ni sé cómo estoy, prefiero ignorar mis sentimientos.
Necesito un cambio. Quiero empezar la facultad ya, quiero enfrentarme con un mundo nuevo. Obvio que hay cosas que voy a extrañar de la secundaria, sobre todo la gente que quiero. Sin embargo, no tengo esa negación a terminar como les pasa a muchos otros. Toda la vida me llenaron la cabeza con que esta etapa iba a ser la mejor de mi vida, y la verdad que nada que ver. Primero, porque no viví ni un cuarto de mi vida como para saber qué es lo mejor que me pasó. Y segundo, se podria decir que en la secundaria la pasé bien, pero después de todo, cuando llegue el final, ya está, la pasé, listo.
Sí hay cosas que me dan nostalgia; saber que no voy a ir más a ese colegio, que no voy a entrar a esas aulas, que no voy a ver más diariamente a mis amigos, que no voy a volver a ver a algunos profesores, que no voy a esperar más al timbre para salir al recreo, etc etc. Esas son las cosas que siempre van a quedar guardadas en mi memoria como algo re lindo, pero no como algo insuperable. Me gusta cambiar, me gusta darle paso a lo nuevo, me gusta agregar nuevos recuerdos a los viejos. Qué se yo, la nostalgia no me saca la ansiedad ni la curiosidad del mundo universitario.
Se podría decir que ahora estoy pasando por un momento "difícil", sobre todo por mis cambios de ánimo, pero nunca pierdo mis aspiraciones hacia el futuro. Nunca nunca.

Una canción: Mr. Brightside - The Killers

No hay comentarios:

Publicar un comentario