martes, junio 11

Libres

 

La verdad que este día fue exactamente lo que necesitaba.
Ayer cumplió años mi hermanito. Bueno, no sé si la palabra "hermanito" es aplicable a un chico de, ahora, catorce años, pero no planeo dejar de decirle así por un rato largo. Resulta que no lo festejó ni nada, ya que planea hacerlo el sábado que viene. Sí invitamos a mi abuela y a mi prima a cenar y comimos comida de cumpleaños. Nos acostamos tardísimo también por estar hablando por skype con mi tío que está en Washington.
Hoy a la mañana, como era de esperarse, no me podía ni levantar. Con suerte llegué a bajar a desayunar porque sentía que me estaba muriendo. La cosa es que cinco minutos antes de salir, ya lista, con mochila en mano, entré a twitter de casualidad y vi que andaban diciendo que no había agua en el colegio; todas las veces que pasó eso, terminaron por suspender las clases, así que pregunté si había, y efectivamente me dijeron que no. F e l i c i d a d.
No pude volver a dormir tan fácilmente, no soy de esas personas. En lugar de eso, me puse a mirar la película Lo Imposible y a llorar como una hija de puta. Después me re calenté, porque se cortó a la mitad y tuve que poner a cargarla en otro servidor. Terminé de verla como a las once de la mañana {habiéndola empezado a las nueve} pero valió la pena. La recontra recomiendo. Después sí, vino la siestita hasta las dos de la tarde.
En fin, otra vez tuvieron que posponernos el examen de matemática, y ya me quedé sin ejercicios para seguir practicando. Así que podría empezar el trabajo de inglés, o podría leer el Martín Fierro. Pero creo que prefiero seguir durmiendo.

Una canción: You are the only one - Emily Osment

No hay comentarios:

Publicar un comentario