domingo, junio 2

Hello

Terminada la entrada del 29 de mayo, apagué la computadora de un golpe, fui a saludar a mis papás, subí las escaleras como una autómata, me acosté en la cama, me tapé y mi cabeza empezó a ir a treinta mil por hora. Había tanto por decir, pero no sabía cómo. Ninguna palabra parecía tener sentido, porque ninguna llegaba a describir exactamente lo que estaba sintiendo. Por lo tanto era inútil llamar a una amiga o escribirlo. Y bueno, no me quedó otra que llorar hasta quedarme dormida. Sentía que no había otra forma de canalizar todo lo que pensaba. Ahora que lo entiendo mejor, puedo decir que me sentía superada, derrotada, avergonzada, pasaba por arriba con un camión, inferior, perdida, y miles de cosas así.
Pero al otro día me levanté re bien. Fui al colegio, salí temprano, tuve canto, volví a casa y estudié filosofía. Terminé el trabajo práctico y lo mandé. Al otro día tuve la presentación oral del texto de Platón junto con otros chicos, y creo que nos fue bien; al menos eso me dijo el profesor al final de la clase. Más tarde fui a la casa de coti a merendar, así que también pude hacer catarsis con ella y ella conmigo. La re quiero.
Ayer sábado, mi hermano más grande cumplió 19. Nosotros le regalamos unos auriculares re lindos (obviamente, fue mi idea), la novia le regaló unos bongos y el resto de la familia, plata.
A la noche cayeron la familia (abuelas, tíos, primos) y los amigos, que son todos un cago de risa. Así que la pasamos genial.
Hoy a la mañana me desperté temprano porque mi prima había puesto una alarma para levantarse a estudiar. Desayuné un cacho de torta que había quedado y me puse a limpiar, porque al ver todo el desastre que había quedado, se activó mi instinto de orden.
No hay muchos planes para hoy, salvo leer el Martín Fierro e ir a buscar la tablet que nos da travel rock a la casa de Nacho. Hablando de eso, ya tenemos fecha para Bariloche: Lunes 15 de julio, 9 AM hs. No lo puedo creer.

Una canción: It's only love - The Beatles {♥}

1 comentario:

  1. Cómo decirte que te entiendo tanto, mi querida... Tantísimo, mientras sigo leyéndote en la entrada del 29 de mayo...

    Dicho sea de paso, te leo más "barilochense" que nunca, y me encanta. Me alegra que puedas disfrutar de ésta experiencia, con sus pro y sus contras.
    Cuando termines el cole, cuando todo este momento pase, vas a recordar las batucadas, las horas libres y los no disfraces con una sonrisa. Te lo digo con amor, porque yo siento algunos días un poco de eso. Y a pesar de que el colegio para mí no ha sido lo mejor de mi vida, considero que fue la base para ésta etapa - la universitaria - en la que uno entiende de todo lo que se desprendió y todo lo que tiene que madurar para hacerse cargo de nuevas responsabilidades. Y más allá del vértigo que todo conlleva, no deja de estar buenísimo. Yo tengo fé en que para vos también va a ser así, acordáte. :)

    Espero que te sientas realmente bien... Sabés que cualquier cosa que necesites acá estoy yo indeendientemente de que en FB no tengo el chat activado nunca eso no quiere decir que no esté en realidad... No sé si me explico... jajaja.
    De verdad, más allá del chiste, cuando quieras... Con vos sí que quiero hablar... <3

    ¡Te mando un abrazo enorme!

    ResponderEliminar