domingo, junio 23

Coney Island Queen

Sé que esta entrada corresponde al 21 de junio, y también sé que ya te deseé feliz cumpleaños por facebook y twitter, pero en estos dos días que no estuve conectada, sentí que me habían quedado tantas cosas por decir...por decirte.
A ver, Lizzy. Me acuerdo que te vi por primera vez en MTV Push a fines del 2011, tipo octubre, cuando se promocionaba tu canción Video Games. A partir de ahí empecé a escucharla y todo, como me pasa con millones de canciones de MTV, pero todavía no había sentido esa necesidad de explorar más tu música. En enero de 2012 estaba en el sillón de la casa de una amiga mirando los Brits awards, y volví a verte cuando te premiaron como Mejor Artista. Ahí dije 'apa, debe ser buena'.
Fue un par de semanas después cuando una amiga publicó un estado con una parte de la letra de Blue Jeans, que me encantó la frase y la busqué para ver de dónde era. Y me volví a encontrar con tu nombre una vez más, en la pantalla de mi computadora. De alguna forma sentí que tenía que escucharte, porque no paraba de encontrarte por todos lados. Además sabía que tu música iba a encantarme. Y así fue.
En google saltó tu nombre y tu video. Una de las cosas que más me gustó, fue ver que tengas tu propio canal de youtube. Luego de escuchar Blue Jeans, no pude para de apretar replay. Había algo en ese video que me fascinaba. Cómo mezclaba cosas que para mi, en ese momento, no tenían sentido. Y la canción ni hablar, me pareció tan original, tan llena de algo que me hacía querer escucharla todo el tiempo. La amé aún más una vez que empecé a leer más sobre vos y me enteré que habías hechos vos ese video, al igual que el de otros temas como Video Games y Carmen. Cuando vi que tenías un cd, dije "chau, me lo tengo que comprar".
Cuando empecé a seguirte por las redes sociales y me enteré que ibas a sacar temas nuevos, los esperé con una ansiedad que nunca había tenido. Es como si te hubiera empezado a seguir en el momento justo, porque estabas en el auge de la promoción de temas de tu nuevo cd. Salieron National Anthem y Summertime Sadness, y ahí estuve yo, sentada en la compu esperando que los subas.
No te imaginás mi felicidad cuando encontré Born To Die en una librería, luego de haberlo buscado por cuatro negocios. Vine todo el viaje en micro muriéndome de ganas de llegar para ponerlo.
No puedo explicar lo que sentí una vez que terminé de escucharlo todo. Me había pasado esos cuarenta o cincuenta minutos tirada en la cama, con el librito de las letras en mano, siguiéndolas con la vista. No podía despegarme de él, no sólo porque amaba tu voz y tus temas, sino porque empezaba a descubrir muchísimas cosas sobre tu vida. Cosas que, a la hora de ver tus videos, no sabía. Como el amor por Nueva York, por Elvis, por ese chico al que le dedicabas tantas canciones, por tu familia, y demás. Tu particular historia fue lo que me terminó de enamorar de vos, Lana querida. Y a medida que fui leyendo más y más, sentía que te admiraba cada vez más. Porque aunque nuestras vidas no se parezcan en nada de nada, me fascina el hecho de que relataras la tuya con una poesía que parece no tener sentido para el que escucha pocas de tus canciones, al igual que a mi me pasó esa vez con Blue Jeans.
Todo cuadraba. Conocía tu historia, tu nombre real, me sabía todas tus canciones, y ya te consideraba (y te sigo considerando) mi cantante preferida. Y lo sigo diciendo con toda la seguridad del mundo; para mi siempre vas a ser la mejor.
El video de Ride fue uno de los mejores, sin dudas. No solo porque anunciaba la llegada de Paradise, sino porque nuevamente volviste a contar tu historia de una manera tan emocionante, a través de un monólogo y una canción que hicieron que mi espíritu volara. Me enseñaste que no vale la pena tener una vida larga donde no sos libre de experimentar tus propias fantasías.
Cuando finalmente salió Paradise, ya era obvio que me lo iba a comprar, pero dos amigas me ganaron de antemano y me lo regalaron para mi cumple. Pili y Pau, estoy eternamente agradecida.
Es el día de hoy que me sigo interiorizando con tu carrera musical actual y pasada, sigo muriéndome de ansiedad cada vez que vas a sacar un video, sigo escuchando tus cd's, sigo buscando canciones que en algún momento grabaste, sigo cantando junto a vos, sigo admirándote, sigo amándote y sigo agradeciéndote por seguir siendo vos misma a pesar de todo. Ya es como una meta llegar a conocerte algún día, y aunque no sea así, tengo la satisfacción de poder disfrutar de tu música de una manera tan linda.
Feliz cumple Lizzy, Elizabeth, Coney Island Queen, Miss America, May Jailer, Lana Del Rey. 27 años no es tanto como parece. Y no importa cuántos años tengas, siempre vas a estar en mi



"Estaba en el invierno de mi vida - y los hombres que conocí a lo largo de la carretera, fueron mi único verano. Por la noche, me quedaba dormida con visiones de mi misma bailando, riendo y llorando con ellos. Tres años seguidos de estar en una interminable gira mundial, donde mis recuerdos con ellos eran lo único que me sostenía. Y mís únicos momentos realmente felices.

Yo era una cantante, no muy popular, que una vez tuvo el sueño de convertirse en una hermosa poeta - pero luego de una serie de eventos desafortunados, vi mis sueños truncados y divididos como un millón de estrellas en el cielo nocturno, a las que yo les había deseado una y otra vez, brillantes y rotas. Pero realmente, no me importó. Porque yo sabía que se necesita conseguir todo lo que siempre quisiste y luego perderlo para saber lo que es la libertad.

Cuando la gente que solía conocer se enteró de lo que había estado haciendo, de cómo había estado vivendo, me preguntaron por qué. Pero no sirve de nada hablar con gente que tiene un hogar. No tienen idea de cómo se siente buscar seguridad en otras personas, o que tu hogar sea cualquier lugar en donde apoyes tu cabeza.

Siempre fui una chica poco común. Mi madre me dijo que tenía alma de camaleón; sin ninguna brújura moral que apunta al norte, sin personalidad fija. Sólo una indecisión interior, tan ancha y vacilante como el océano. Y si dijera que no había planeado que las cosas resultaran así, estaría mintiendo - porque yo nací para ser otra mujer. Pertenezo a un nadie que pertenece a todos, quien no tiene nada, pero quiere todo por cada experiencia, y tiene una obsesión por la libertad, que me asustó hasta un punto donde ni siquiera podía hablar de ello. Y me empujó hasta un punto nómade de locura que me deslumbró y me mareó.

Todas las noches solía rezar por encontrar a mi gente. Y finalmente lo hice, en la carretera abierta. No teníamos nada que perder, nada que ganar, nada que deseáramos - excepto el hacer de nuestras vidas, una obra de arte.

VIVE RÁPIDO. MUERE JOVEN. SE SALVAJE. Y DIVIÉRTETE.

Creo en el país que Estados Unidos solía ser. Creo en la persona en la que me quiero conventir. Creo en la libertad de la carretera abierta. Y mi lema, es el mismo de siempre: creo en la bondad de los extraños, y cuando estoy en guerra conmigo misma, conduzco. Sólo conduzco.

¿Quién eres? ¿Estás en contacto con tus más oscuras fantasías? ¿Haz creado una vida para ti mismo, donde puedes experimentarlas?
Yo sí. Soy una maldita loca. Pero soy libre."


1 comentario:

  1. Sólo he leído el texto bajo la foto, y la verdad es que me he quedado boquiabierta. ¿Es suyo? Porque no tenía ni idea de su historia, y leer esto me hace verla con otros ojos.
    En realidad he leído el principio de la entrada y son muchas casualidades que te encontrases con ella. Yo creo que es cosa del destino y deberías seguirla, a ella y a su música.

    ResponderEliminar