domingo, mayo 12

Let the memories begin

La primera parte del viaje finalizó. Puedo decir que todos los recuerdos que me llevo de Orlando son hermosos, divertidos, y sobre todas las cosas, mágicos.
No es suficiente decir que nunca vi algo parecido para que entiendan lo lindo que la pasé, pero a la vez sería muy extenso describir lo que hice día por día o lo que vi en cada parque. Para resumir, me subí a todas las montañas rusas y juegos vertiginosos a los que nunca imaginé que me iba a subir, más de una vez a cada uno, me di cuenta que me fascinan; universal studios tenía las mejores atracciones; la convivencia en la casa entre mi familia y nuestra familia amiga fue genial; saqué muchísimas fotos desde el primer día que tuve la nueva cámara; en dos días me compré más ropa que en toda mi vida; no comí como un chancho pero sí probé los típicos platos americanos; por último, el show de fuegos artificiales con el castillo iluminado en magic kingdom me conmocionó.
Recién llegamos a Miami. La verdad que los edificios y las palmeras no me llaman mucho la atención, sobre todo ahora que está lloviendo a cántaros. Tampoco me gusta la playa, así que voy a aprovechar estos días para descansar y prepararme mentalmente para volver a la rutina. Debo admitir que tengo un poquito de ganas de volver; se ve que Orlando ya superó todas mis expectativas y no tengo ganas de hacer nada más. O será que al ser mi último año de secundaria, tengo ganas de estar en el colegio un poco más que antes. Quizás cambie de parecer al subirme al avión y caer en la cuenta de que ya terminó todo. Pero por ahora, sé muy tranquila que la pasé fantástico y nunca me voy a olvidar de esto.

Una canción:  Love - Jessie J

1 comentario:

  1. Creo que por una de las cosas por las que me iría a Miami sería para comprar ropa, mucha ropa.

    ResponderEliminar