jueves, abril 18

Smiling with a song

Sería difícil explicar con palabras el por qué de lo que siento en este momento. Ni siquiera yo entiendo de dónde viene semejante felicidad, pero esa es una de las cosas que hace todo más lindo.
Hoy me cayó la ficha de esto durante la clase de canto. Cada jueves me sorprendo más de todo lo que se construye en ese pequeño salón, con nada más que dos personas y un tecladito. Parece magia, en serio lo digo, porque siempre que salgo, salgo con una sonrisa. Incluso en los peores días, ni bien estoy en aquél espacio siento que esos sesenta minutos semanales, son lo único que importa en mi vida. Lo único que necesito.
Como decía, a veces ni todos los vocablos del diccionario resultan útiles para definir sentimientos tan difusos. Ahí es donde entra el poder que tiene la música para mi. Porque si alguien me preguntase cómo estoy, tranquilamente podría darle play al último tema del reproductor del celular, y dejar que explique lo suyo. Sino, ¿por qué otra razón pondría una canción al final de las entradas? Cada día me siento diferente, por lo tanto, cada día escucho algo diferente. Lo único que tienen en común esas canciones, es que hacen que nada de lo que diga o escriba tiene sentido a la hora de esclarecer lo que me pasa.


♡ Our day will come, and we'll have everything. We'll share the joy falling in love can bring. No one can tell me that I'm too young to know, I love you so. And you love me. 
Our day will come, if we just wait a while. No tears for us, think love and wear a smile. Our dreams have magic because we'll always stay in love this way. Our day will come. Our dreams have magic because we'll always stay in love this way. Our day will come.

3 comentarios:

  1. te re entiendo! yo siento lo mismo pero por el deporte que practico hace 12 años y al que amo con todo mi ser, patín artístico. espero cada entrenamiento como si de una fiesta se tratara y cuando se terminan yo quiero seguir! pero es hermoso sentir tanta pasión por algo no?:)

    ResponderEliminar
  2. Hola! :)

    Eso es buenísimo! La música alegra totalmente la vida. Entiendo lo que te pasa, porque cuando yo iba a clases de guitarra me sentía así también. Era como si esas dos horas semanales fuera algo único, incomparable... Tal cual como lo describís vos!

    Espero que andes muy bien!

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  3. No te va a gustar dice: " mueve, une, sana y calma; música llenas mi alma"... <3
    ¡Beso grande y abrazo para voooooooos,Juli, que la música siga siendo tu alimento para el alma! :)

    ResponderEliminar