sábado, marzo 2

The long and winding road


Anoche mientras tomaba mi sagrado té de antes de dormir y disfrutaba de la lluvia, intenté, sin mucho éxito, escribir en mi cuaderno mi próxima entrada para después transcribirla acá. Pero había demasiado que decir, y ninguna de mis palabras explayaba lo suficiente todo lo que quería sacar de adentro mio. Al releerla parecía un séquito de oraciones sin conexión alguna. La única relación posible entre ellas, era que habían salido crudas y sin censura de mi mente. Pero nadie podría entenderlas. Ni siquiera yo, y creo que esa fue razón suficiente para abollar la hoja y meterme en la cama de una vez.
Ya es agravante saberte incomprendida por el mundo, pero cuando no te entendés ni vos misma es muchísimo peor. En lugar de encontrar armonía, estás perdido en tu propia cabeza. De ahí salen las típicas frases como "¿qué carajo me pasa?" Ojo, no es que esté en una recaída o algo por el estilo, simplemente un poco confundida. Afortunadamente, dormir parece solucionarlo todo. Nunca enfrento mis incertidumbre por miedo a recaer (recaer en serio). Más bien, prefiero escapar de ellas. 
Es por eso también que prefiero abollar la hoja, en lugar de hacer el esfuerzo de terminar de expresarme del todo. Ni siquiera yo quiero saber qué pienso. Es medio irónico, porque de hecho, dicen que escribir lo que sentís o hablarlo con alguien, son medios para aclarar los sentimientos, y yo estoy haciendo exactamente lo contrario. Siempre me escondí, hasta de mi misma. Admito que varias veces he llegado al punto de tocar fondo y gritarle a la primera persona que me decía "hola", todo lo que el pobre no tenía por qué oír. Pero no aguantaba más del enojo, la tristeza, o vaya a saber qué. 
Quiero volver a aclarar que esta no es una de esas veces donde no puedo encontrar felicidad en nada de lo que hago. Sólo tenía ganas de contarles la forma en la que yo enfrento mis dudas e indecisiones. Mejor dicho, la forma en que no las enfrento. 
¿Se dieron cuenta que las entradas más tristes de mi blog vienen después de entradas en las que afirmo que está todo perfecto? ¿Cómo es posible que una persona decaiga tan súbitamente? No, no es un pozo que sale de la nada. Soy yo la que pretende ir por un trayecto llano, cuando en realidad voy por un caminito tan poco empinado que ni siquiera se nota. Pero cuando quiero acordar, estoy en el fondo.
Y todos sabemos que es mucho más fácil bajar que subir. 

Una canción: I still haven't found what I'm looking for - U2

4 comentarios:

  1. Creo que todos nos sentimos confundidos en algunos momentos. Si bien es verdad que hablar con otros, o escribir lo que nos sucede puede ser una alternativa bastante fiable para desahogarse; en muchos de los casos, las mejores respuestas a nuestras dudas están dentro de nuestro ser. Entiendo que es difícil, porque se requiere de bastante fuerza de voluntad para encontrarlas; pero no es imposible. De todas formas, no es que todos los problemas se solucionen buscando dentro de nuestra mente; aunque al fin y al cabo somos nosotros los que tenemos que convivir con nosotros mismos. Respecto a esto que dijiste: "¿Se dieron cuenta que las entradas más tristes de mi blog vienen después de entradas en las que afirmo que está todo perfecto?", a mi me pasa lo mismo muchas veces. Siempre que me sucede algo bueno, me da miedo que aparezca algo malo después. Sin embargo hay que tratar de hacer caso omiso a este pensamiento, y atraer lo positivo. Espero que mis palabras te hayan servido, aunque no soy el mejor de los consejeros. Bueno, conta conmigo para lo que necesites. Siempre que esté a mi alcance, estoy dispuesto a ayudarte.

    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca he podido escribir en papel y luego en el blog, yo solo escribo en el blog, el papel me intimida, el papel es para hacer tareas y trabajos de la escuela xD

    Bueno, al menos eso pienso yo

    Y de los pensamientos confusos... quien sabe, en eso si no se ni que decirte porque a veces estoy igual y mira que en esos momentos no me soporto ni yo misma :/

    Es terrible, ánimo... se feliz!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, al final escribiste una entrada genial jajaja
    Linda, me sentí demasiado identificada, todo el tiempo me escondo de mi misma, y es por eso que cuando admito lo que me pasa me siento peor que antes, porque es el momento de enfrentarlo pero sin saber como...
    Entiendo como te sentís, fingiendo o convenciéndote de que tu vida va bien, cuando lo unico que estas haciendo es esquivar pozos aunque sabes que tarde o temprano vas a volver a caer en uno...
    Peeeeeeeeero, acabas de hacer una entrada admitiendo esto que ambas por lo visto hacemos, por lo tanto, una vez que nos damos cuenta del error, solo nos queda cambiar eso y comenzar a estar mejor.
    Espero que puedas modificar eso en vos, y espero poder hacerlo yo...

    yaya paso a leer tu próxima entrada, esta me dejo pensando :B

    ResponderEliminar
  4. La redacción es un ejercicio que simula nuestro pensamiento, pero con cierto orden. Lo haces bastante bien.
    Si surge la incertidumbre, déjala aparte y pon canciones bonitas.

    ResponderEliminar