miércoles, marzo 27

Swimming pool glimmering, darling

¡Ya estoy inscrita en el natatorio! Además me acabo de enterar que la palabra 'inscripta' no existe. Todos los días se aprende algo. Recién volví de hacerme la revisación médica y todo bien, así que el miércoles arranco con todo. Tenía unas ganas de retomar; pocos deportes me gustan tanto como la natación.
Hoy fue el último día de clases hasta la semana que viene. Me dieron un par de tareas, y por supuesto voy a terminar haciendo todo a último momento. No sé bien qué voy a hacer, si me voy a juntar con alguien, pero la verdad que no me importa mucho. Lo único que quiero es descansar y retomar fuerzas porque se viene el mes. Hoy, tras despedirme de una amiga que se va mañana a Nueva York, caí que faltan treinta y cuatro días para el viaje. Y después Bariloche, qué emoción. Ya sé que esto se está volviendo un tema reiterativo en mis entradas, pero es inevitable. Ahora sí, la segunda mitad del año va a ser la depresión pre-facultad. Por favor, pensar que dentro de un año voy a estar en el primer año de traductorado de inglés.
Hoy en Metodología de Investigación, la profesora se puso a charlar conmigo y mi grupo de amigas, y me comentó que su hija se había ido a un work and travel hace dos años. Le conté sobre mi idea de hacerlo, y me aconsejó que esperara a ser un poco más grande. Es decir, yo le dije que mi plan era irme a los diecinueve, a lo que me respondió que es mejor esperar hasta los veintiuno, y así tener la edad legal para manejar (allá) y alquilar un auto. Es verdad que es muchísimo más cómodo manejarse de esa forma si se desea recorrer otros lugares, pero no sé si quiero esperar tanto. Ya voy a ir viendo. Por ahora, a vivir el día a día e intentar estar cada vez un poquito mejor.
Ah, casi me olvido: infinitas gracias por las visitas y los 101 dálmatas...digo, seguidores. Un abrazo a todos.

Una canción: True love waits - Radiohead

1 comentario:

  1. Tu talento con el idioma te servirá para viajar al extranjero. ¡Es genial!
    La natación suena... refrescante. Yo no sé nadar más de cinco minutos sin fatigarme (y hundirme).
    En México usamos la variante 'revisión médica'.

    ResponderEliminar