jueves, marzo 14

No sientes miedo, sigues sonriendo

Pocas situaciones son tan placenteras como estar en un lugar y darte cuenta de que al fin pertenecés, que podés hacer lo que querés, sin necesidad de ser otra persona que no sea vos mismo.
Creo que el objetivo de toda esta batalla que estoy dando, es poder llegar a sentirme así lo más a menudo posible. Se complica, lo admito. En especial cuando no tenés un autoestima tan alto como deberías. Pero en la vida pasan ciertas cosas que te abren los ojos a ver que estás acompañado en el sentimiento.
Es curioso que todos queramos ocultar lo que más nos duele y poner una careta de "todo está bien" en lugar de sincerarnos entre nosotros. Tampoco digo que haya que ir por el mundo con un cartel de "hola, estoy mal", y menos si se trata de desconocidos con los que no tenemos ni la más mínima confianza. Pero me refiero a la gente cercana, ¿por qué adquirimos esa costumbre de responderles a nuestros propios amigos con un "todo bien" cuando nos preguntan cómo estamos? porque preferimos seguir en el carril de lo que se supone que es normal. Ya está de por sí naturalizado que una persona tiene que estar bien todos los días, y si se siente triste no tiene que mostrarlo porque queda como débil. Es estúpido, pero yo también me encuentro dentro de ese grupo de personas.
Por otro lado, estoy re contenta de saber que hay gente que cuenta conmigo cada vez que necesita hablar con alguien, es una satisfacción personal muy amplia. Me hace sentir buena amiga. El problema es que a veces se dificulta ayudar cuando estás tan confundido. Terminás dándole al otro consejos que temés escuchar vos mismo. Decís una cosa, pero después salís y hacés la otra. Jodido.
No tengo idea a qué vino esta entrada; creo que necesitaba descargarme bien antes de tener que enfrentar otra de esas noches. Por una vez en mi vida, tengo ganas de escuchar esos consejos, y de optar por música más alegre. ¿Por qué hacerme mal a mi misma en lugar de evitarlo? Otra de las cosas que jamás voy a entender.

Una canción: Tied together with a smile - Taylor Swift

5 comentarios:

  1. Preferimos decir "Estoy bien" porque es más fácil que dar laargas explicaciones

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué será no?. En mi caso creo que es porque a veces pienso que mis problemas no son nada importante en comparación con los que tienen los demás. Entonces creo que prefiero callarlos y disimular que está todo bien. Aunque ultimamente encontré un equilibrio razonable para sobrellevar las cosas. De todas maneras; lo mejor es lo último que dijiste. Optar por música más alegre y recibir esos consejos que te ayudan a cambiar la vida.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Si me ha tocado esta entrada en los últimos días...
    Preferimos decir está todo bien porque también nos cuesta asumir que no lo está. Eso, aveces, para quienes pretenden todo color de rosas, es muy duro. Más que aguantarse la pena misma.

    Besos y a darle para adelante con buena música y muchas sonrisas, eh. :)

    ResponderEliminar
  4. Hola, ¿Cómo estás?.

    Soy yo de nuevo. Más tarde paso a leer la última entrada. Te deje un premio en mi blog. Es parte de una cadena, y quise elegirte. Es un poco largo, asi que si no tenes tiempo de responer las preguntas no hay problema. Es un premio a la amistad, así que va de corazón.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Asegurar que todo está bien es la cualidad de un líder, aun cuando las circunstancias sean adversas.

    ResponderEliminar