martes, marzo 19

I don't really wanna know what's good for me

Y una vez más, volví a confundir la felicidad con la costumbre. No sé si así debería sentirse el "todo está en orden". Más bien, parece que me adapté a un lugar donde no tengo nada que ver, con personas con las que no quiero saber nada, sólo por el simple hecho de que salirme de esto me da miedo. Hace tanto que estoy varada en el mismo sitio, que ya naturalicé todo lo que está a mi alrededor. Las cosas no me vienen bien, directamente me dan lo mismo. Si tengo algún problema, es porque me lo invento. Todo está tan influenciado por lo que dice el resto. ¿Por qué? ¿Acaso no se supone que tendría que pensar en mi felicidad? Ahí es donde fallé. Siempre poniendo a los demás primero, fui adaptándome a lo que ellos querían, a lo que ellos decían, a lo que ellos consideraban como divertido. ¿Y lo que pienso yo quién lo toma en cuenta? Ahora que abro los ojos, me cae la ficha de lo manipulada que estoy siendo. No estoy segura de que los demás lo hagan a propósito, pero si yo no me opongo a nada, ¿por qué tendrían que saberlo?
Da miedo poner un pie afuera de la línea, da miedo plantarte y salir de lo habitual. Da miedo apostar a lo incierto. Eso fue lo que me dejó paralizada. Tanto, que ya dejó de importarme lo que yo quiero. Tanto, que hasta olvidé quién soy. 

Una canción: Nothing - The Script

4 comentarios:

  1. Fuck, me eh planteado eso miles de veces...No me siento manipulada, pero si siento eso de confundir felicidad con costumbre, eso me pasa en este momento y desde hace mucho.
    Es horrible, saber que no somos felices pero en algún punto creer que si, eh intentar convencerse de que si...

    Sabemos que tenemos que cambiar eso, por lo tanto, te propongo comenzar a hacerlo, comenzar a progresar tal como nosotras querramos... En verdad te entiendo y espero que podamos mejorar, dejar el miedo atrás. "El miedo no es real." Adióssss, miles de abrazos, ahhh comenté la entrada anterior, beso :)

    ResponderEliminar
  2. Te re entiendo. A mi me sucedió lo mismo hace tiempo. Lo importante es que hagas lo que te dicta tu corazón. No hay nada que te haga sentir más cómoda que ser uno mismo. Al menos es algo de lo que nunca me arrepiento. Tranquila, que todo va a ir bien. Solo necesitas descubrir que es lo que realmente te hace feliz y no lo que pareciera que te hace feliz, tal cuál como lo dijiste. Espero que sigas en este camino de autoencuentro, porque seguro que vas a obtener muy buenos resultados. Mis mejores deseos.

    Un abrazo muy grande!

    ResponderEliminar
  3. Hay muchas veces que uno no puede escapar de dejar que lo manipulen. Me paso muchas veces, el sentir que estaba haciendo todo lo que querías los otros y no lo que yo quería.
    Lo bueno acá, es que te estás dando cuenta para poder modificarlo y ver las cosas siempre ayuda a avanzar y a hacer lo que uno quiere.
    Me gusta que dejes un tema debajo de cada entrada, creo que voy a aumentar mi cultura musical, ajaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Estas líneas me saben a un escena donde el personaje principal tiene la mirada perdida y analiza sus opciones.

    ResponderEliminar