jueves, marzo 21

Hold me really tight until the stars look big

Amo los jueves. Materias para nada pesadas en la escuela, salgo temprano y además tengo canto. Obviamente, ésto último es la razón de mi felicidad. Desde hace dos años que voy, y cada día siento que voy aprendiendo algo más. Algunos días las cosas me salen mejor, otras veces no tanto, pero cuando es así, no me desanima. Es más, me encanta que la profesora pueda señalarme todo lo posible de mejorar, y me encanta intentarlo.
Con respecto al temita de la entrada anterior, las cosas van tranquilas por ahora. No veo enojo de parte de nadie, aunque sí siguen jodiendo con las mismas cosas que no me banco, pero siempre trato de inflarme de paciencia. Hasta ahora voy pudiendo.
Me había olvidado de contarles que hace dos días fui  a la peluquería. Tenía un cupón para que me hagan un baño de crema y me corten el pelo. Desastre. Primero porque me tuvieron dos horas reloj con la crema en la cabeza, ya que estaba lleno de gente. Y segundo, porque a la hora del corte, a la peluquera se le ocurrió sacarme todas las puntas florecidas que tenía en el pelo. Bien, no tengo más puntas horribles, pero ¡es demasiado corto para mi gusto! En serio, estoy esperando que crezca rápido {dicen que así pasa cuando te lo cortás seguido} Igual, ya fue. No pienso ponerme mal por cosas que tienen solución; el pelo crece. Punto.
Hoy en el colegio tuvimos un acto porque ayer, a unos graciosos de mi año, se les ocurrió poner una bomba de estruendo en uno de los baños nuevos. Esos que los no docentes y albañiles y carpinteros se mataron por construir, para que un grupo de pelotudos vuelen todo al carajo. Explotó y salió volando uno de los inodoros y parte de la mesada. Se fueron al mierda. Lo más triste, es que después de la charla y todo, se siguen sintiendo geniales. Idiotas, les metería una bomba de estruendo en la boca. En fin, obviamente casi nadie está de mi lado, así que va a ser la última vez que hable del tema. Ya dije todo lo que tenía para decir.
Esta noche tengo un cumpleaños, así que mejor voy a bañarme. Un saludo para todos. Menos mal que volvió mi seguidor número 100 porque ya me estaba sintiendo triste.

Una canción: You and I - Lady Gaga

5 comentarios:

  1. Que bajón lo del baño. Son bromas muy pesadas. Te re entiendo con eso. También me gusta eso de que estudias canto. Si hay dos cosas en las que nunca fui bueno; son cantar y bailar. Te admiro mucho por eso del canto. Ah, yo quede como el seguidor número 100. Es que te deje de seguir para volverte a seguir; así se actualizaba la dirección del blog. Porque en la página principal, cada vez que quería ir a una entrada tuya me aparecía que el blog había sido borrado. Pero bueno ya se solucionó.

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  2. Primero que nada, desde siempre amé mucho los jueves, siempre era el mejor día en mi semana jajaja Este año en la facultad el jueves es el día de mas carga horaria peeeeero no importa, yo amo los jueves (? jajajaja
    Canto, que lindo, iba de chica y este año iba a retomar pero no me dan los horarios :_ Es genial tomar las criticas y aprender de ellas para mejorar, es justamente lo que se debe hacer y no muchos entienden, solo se enfadan porque los criticas, cuando en verdad es algo constructivo...

    Y en cuanto a lo del baño, entiendo tu enojo, porque me ha pasado, cuando las cosas son injustas son injustas, la edad del pavo no justifica todo -.- Hacer bromas esta bien, alguna que otra travesura pero algunas veces no miden consecuencias y terminan así las cosas...Estoy de tu lado e.e jajajaja

    Bueno, en cuanto a lo del pelo, lo sufrí, creo que a todos nos paso alguna vez xD jajajajja
    Ahora si, comenté la entrad anteriorrrrr, abrazo gigante y espero que estes geniaaal!

    ResponderEliminar
  3. Me gustaban muchísimo esos días donde las materias no eran nada pesadas. En mi caso eran los viernes con dos horas de cultura donde veíamos vídeos y películas. Amaba esa materia. Y también tenia dos horas de una materia sobre economía y como era nuestro ultimo año y además el profesor era muy bueno, casi no hacíamos nada. Todo lo bueno era que mi fin de semana empezaba a las 11 de la mañana del viernes.
    Éxitos con canto! :)

    ResponderEliminar
  4. A mi también me encantaban los jueves en el colegio, pero por otros motivos que iban después de el y nada tenían que ver. Sólo que me levantaba contenta, armoniosa, esperanzada porque horas después tenía mi amado taller.

    Espero recuperar el mismo amor por algún día de la semana.

    Ahora en tu caso, amá y disfrutá cada jueves mágico. Son indelebles. :)

    ResponderEliminar
  5. Un brindis por el jueves, ese día que nos cae re bien.
    Creo que en inglés se dice: "Please, raise your glasses for thursday." Algo así.

    ResponderEliminar