martes, febrero 12

This house is a circus

Lo único que espero, es que mi situación familiar de este momento no sea un presagio de lo que va a pasar en Córdoba. Me agota bastante mentalmente tener a dos personas atrás mio complicando las cosas en vano.
Déjenme darles unos breves ejemplos.
Sujeto número uno: mi papá. Le agarran esos ataques de pedagogía medieval, acompañada de las típicas frases del estilo "no tenés lugar a opinar en esta conversación" o "se va a hacer esto porque yo lo digo". Tiene un doctorado en descargar su ira en personas que no tienen nada que ver, por el simple hecho de sacarse de adentro el malhumor que le provocan los otros. Debo reconocer que, una de las ventajas es que sabe que reconocer que se equivoca, a diferencia del sujeto número dos. Pero me harté de decirle que se fije en lo que dice, porque puede herir los sentimientos de los demás.
Sujeto número dos: mi mamá. Acá se viene lo complicado. Es la perfecta combinación de histeria, orgullo y ciclotimia. Todo es una pelea, y como siempre, la culpa la tenemos los demás. Partamos de la base de que, supuestamente, "yo ya soy grande y debería nacerme del interior ayudarla a limpiar la casa". Con limpiar la casa no se refiere a ordenar mi pieza, hacer la cama o lavar los platos, sino a las cosas que hace cualquier madre normal, como barrer, cocinar, baldear el piso, etc. Ya le expliqué setecientas cuartenta y seis veces, que jamás me va a salir del alma hacer esas tareas hogareñas sin que me las pidan. Ni a mi ni al 99,9 por ciento de los adolescentes {Si alguno de ustedes se pone a pasar el trapo de piso por el simple hecho de 'estoy aburrido, vamos a limpiar', la verdad que le hago una reverencia de rodillas y le sugiero que se venga a vivir a mi casa porque sería el hijo perfecto}. Su frase de cabecera se remota a tiempos antiguos: "a mi no me importa lo que hagan todos los adolescentes, me importa lo que hagas vos". Lo más gracioso es que se queja de que mis hermanos y yo nos comparamos con los otros chicos, pero después, vamos a la casa de cualquier matrimonio amigo que tenga hijos y no puede evitar el comentario de "ay, qué voluntariosos que son los hijos de Mengano, miren y aprendan". Mamá, por favor; cuando hay invitados en casa somos todos voluntariosos.
En conclusión, lo que trato de hacerle entender es que, si ve que hace diecisiete años que no me nace cooperar en el hogar de la forma en la que ella quiere, ¿POR QUÉ NO ME LO PIDE? Yo siempre le hago caso, no le voy a decir que no. En su lugar, me da la siguiente respuesta. Preparen sus ojos para presenciar el argumento más estúpido de la historia: "sinceramente me cansa más pedírtelo que hacerlo yo misma". Paren todo. Es la primera persona que asegura gastar más energía hablando, que pasando la aspiradora.
Como ya les dije, ella siempre tiene la última palabra. Resultado: termino ayudándola {aunque no tanto como le gustaría}. Pero, ¿saben cómo finaliza todo? Me detiene en plena limpieza para decirme "No. Salí, salí. Estás haciendo todo mal y me das el doble de trabajo, mejor lo hago yo." Por favor, que alguien me mate.
Listo. No quiero aburrirlos más con detalles sobre mi familia. La verdad que no quiero quejarme porque son buenos padres que hacen todo lo que pueden; un poco insoportables nada más. Si me extendí fue porque la lluvia siempre me da inspiración para pasarme largos ratos escribiendo. Pero creo que mejor voy a ir a aprovecharla para escuchar música. Hoy a la noche vuelve The Walking Dead. Lloremos, chicos. Au revoir.
{Ah, casi me olvido: ¡90 seguidores y +11000 visitas! thank you so much}

Una canción: Relax, Take It Easy - Mika

1 comentario:

  1. Berserk as fuckkkkkkkk.
    Estoy en la misma. Con mi mamá todos los sábados limpiando de arriba a abajo toda la casa y gritando 'HAGO TODO SOLA PORQUE NADIE ME AYUDA EN ESTA CASAAA'... si no pedís ayuda, nadie ayuda, má, es así. Aparte es como que en cierta parte lo quiere hacer ella, porque ella sabe cómo hacerlo de la mejor manera, así que no entiendo de qué se queja. Pero cuando uno lo cuenta se da cuenta de que todas las madres son iguales, y le ruego a Zeus(?) no terminar así yo también.
    Pero, en fin, pacienciaaaa, no todo es limpiar en esta vida (?) Jjajajaja. Un besote Juli <3

    ResponderEliminar