domingo, febrero 24

My love is not up for negotiation

Juro que tengo ganas de meter a mi hermano adentro de una caja y mandarla a Japón. En las nueve horas de viaje, estuvo dentro de todo "soportable". Pero al llegar acá, parece que las neuronas de la idiotez pre-adolescente se le alteraron más que nunca. Quiero de nuevo mi privacidad, porque ya no soporto más tener que convivir con él. Para colmo, no sabe hacer nada solo, siempre necesita estar acompañado. Pero cuando lo acompañás, tenés que abstenerte a que te rompa las pelotas todo el tiempo. No entiendo cómo pretende que la gente quiera estar con él. Hoy fuimos a jugar al pool del hotel (previamente, estuvo ocho horas intentando convencerme y accedí). A cada movimiento que hacía yo, se me reía. Está bien que yo sea calentona, pero si estuvieran en mi lugar, entenderían que ya me venía bancando demasiado. Me cansé, tiré el palo al piso, y le dije que jugara solo. Como al estar enojada me pongo super impulsiva, empecé a meter todas las bolas en los hoyos con la mano, como para que tampoco pueda jugar él. Ahora no planeo hablarle, si es posible, hasta que terminen las vacaciones.
No quiero desperdiciar toda esta entrada para contarles del insoportable de mi hermano, así que me dedicaré un poco del viaje. Al final, ayer no salimos tan temprano. Tipo ocho de la mañana, partimos. El plan era pasar una noche en Córdoba Capital, y después en La Falda. Cuando llegamos a Santa Fe, a mis papás se les ocurrió que podíamos recorrer la ciudad de Rosario, ya que ninguno la conocía. Nos encantó, tenía un aire a Buenos Aires, sólo que un poco menos moderna. Almorzamos ahí, y seguimos camino hasta Córdoba. La capital me pareció otra ciudad preciosa. Hubo un incidente medio cómico y deprimente a la misma vez; al llegar al hotel donde pasaríamos la noche, nos dimos cuenta que era el mismo en el que nos habíamos quedado el año que mi papá y mi hermano se accidentaron. Mucha casualidad, pero por suerte nos fuimos al otro día, o sea, hoy.
La Falda está tal como la recuerdo. No tenía muchas ganas de venir a este lugar específicamente, pero como el accidente de papá nos imposibilita recorrer, no me importa tanto estar en acá o en China, porque vamos a estar los cuatro días encerrados en el hotel. Es algo molesto, y más para nosotros que somos del tipo de familias que les gusta andar de acá para allá. Amito que va a ser una buena oportunidad para que mamá descanse. Por mi parte, sólo puedo ver dos cosas buenas de esto; internet y pileta.
Aunque no lo crean, hoy estuve practicando para el First. Lo doy el nueve de marzo, y de verdad quiero estar lista. Mi meta es sacarme una B. También fui a la pileta, y bueno, intenté jugar al pool.  Es todo lo que puedo contarles. Cómo me voy a aburrir por favor.
Hoy son los Academy Awards. ¡No pienso perdérmelos por nada del mundo!

Una canción: You never give me your money - The Beatles

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. AYYYY yo fui un montón de veces a La Falda!! Qué loco. Pero yo era chica así que no me acuerdo mucho de cómo era jjajaja pero sí que me re gustaba ir.
    Paciencia con tu hermano y pasalo lindooo! Un besote juli

    (la que borró el comentario fui yo porque me confundí de cuenta en google JAJAJAJ, esa es una súper vieja que tenía con una amiga)

    ResponderEliminar
  3. ¡Tranquiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiilaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa muchachaaaaaaaaaaa! Ya pasarán estos días tediosos para vos y volverán las juntadas, la tranquilidad de casa y también las distracciones de tu hermano. :)

    ¡Beso grande, grande!

    ResponderEliminar
  4. Ya de por sí viajar es algo bueno. Habrá muchas cosas interesantes que hacer.

    ResponderEliminar