sábado, febrero 9

I'm tired of feeling like I'm fucking crazy


Me gustaría saber por qué tengo que estar en esta posición. Ya se vuelve algo usual para mi estar todo el tiempo pensando en lo que como. En mi caso, se vuelve el centro de mi vida y no paso un día sin sentirme culpable por haber agarrado esa galletita de más cuando estaba aburrida o por haber comido equis cantidad de papas fritas en un cumpleaños. No entiendo como algo tan estúpido puede llenarme de tanta culpa. No entiendo por qué no puedo ser como cualquier persona normal que ve la comida como algo de su vida diaria, necesario para subsistir y hasta ahí. Le doy demasiada importancia. No sé si soy la única persona que se siente terrible cuando es demasiado permisiva, pero cada vez que estoy frente a una mesa con comida desearía desaparecer. Primero, porque sé que no puedo controlarme como quisiera. Y segundo, porque al final voy a pasarme toda la noche dándole vueltas al tema.
Solía pensar cosas horribles, como que me gustaría tener algún trastorno alimenticio que haga las cosas más fáciles y menos complicadas que hacer una dieta normal. De todas formas, nunca terminé en ese punto. Pero lo peor de todo, es que hubo veces donde llegué a sentirme mal por no poder dejar de comer. ¿Cómo es que he llegado a decepcionarme de no estar enferma? ¿No se supone que tendría que alegrarme de no pasar por esas cosas?
Me da tanta impotencia que la sociedad me haga pensar que es mejor estar muriendo y ser flaca, que estar saludable. Y al mismo tiempo, me llena de bronca no ser lo suficientemente fuerte como para ignorar lo que me imponen. Me siento estúpida cuando dejo que los estereotipos me destruyan y me hagan odiarme. Es detestable vivir en un mundo donde, por más que lo intentes, nunca vas a alcanzar las expectativas.
Es probable que esta entrada esté mal redactada, pero quise escribirla tal cual salió de mi mente. No fue algo fácil, ya que no suelo 'confesarme' con cosas tan importantes para mi. Pero me parecía que no podía seguir estando acá si no explayaba mis sentimientos más difíciles de sacar a la luz. Es aliviante sacarme tanta carga de adentro, pero como esperaba, tengo ganas de llorar. Está bien, sé que voy a estar bien.

Una canción: Skinny love - Bon Iver

4 comentarios:

  1. Bueeeeeno, la sociedad no obliga a nadie, solo mete las ideas incorrectas en la mente de las personas que no se sienten a gusto como son, pero porque preocuparse? Bueno, yo digo... seas como seas, estés como estés siempre va a haber gente que te quiera, aunque el problema es quererse uno mismo, yo antes estaba traumada porque siempre he sido muy delgada y todo mundo me molesta por eso, además de que a veces me lleva el aire (¬¬) y no me sentía feliz conmigo misma pero pues eso no es culpa mía, es una condición que va más allá de mi control así que dejé de preocuparme por eso, y luego que te vas aceptando ves como los demás te empiezan a aceptar también así que espero que te sientas mejor y dejes de pensar en esas cosas, ánimo!! todos somos lindos como somos, y lo genial de la vida es que todos somos diferentes, altos, bajitos, delgados, rellenitos, morenos o blancos, que sería de todos nosotros si fueramos iguales como sacados de un molde?

    Así que sonríe y se feliz

    ResponderEliminar
  2. Vaya que te entendi en esta entrada Juli. Puedo admitir que me senti y pense exactamente como vos, algo erróneo por supuesto. La verdad que nunca entendi por que el prototipo de chica perfecta esta instalado en la sociedad, porque la verdad es que hasta las chicas que nosotros creemos "perfectas" se encuentran en la misma situacion que nosotras. Esta incomodidad, culpabilidad y rechazo hacia nuestro cuerpo siempre existio...y creo que la sociedad hace que los adolescentes seamos cada vez mas conscientes o mas errados en lo que pensamos, tanto como si padecemos de este pensamiento o lo vemos de afuera como si la otra persona tuviera algun tipo de enfermedad al contacto.
    La cuestion es que, solo hace falta voluntad...creeme que cuando te digo que se que es hacer una dieta rigurosa lo se, y que luego de cagarte de hambre por dos meses y creiste que estabas mas delgada las personas te siguen diciendo "gorda"...sin duda lo mas doloroso que puede existir.
    Pero lo mas importante es lo de adentro (si, todo el mundo lo dice) pero si no fuera real, hoy yo no tendria los amigos y amigas geniales que tengo (los cuales se que me apoyan en todo) e incluso, por ahi vos tampoco tendrias amigos, me entendes?.
    Lo mas importante es que no te culpes, no te culpes por comer una galletita por estar aburrida o por haber comido papas fritas de más en un cumpleaños, siempre tenes que pensar que podes hacer algo para compensarlo si es que te hace sentir mal haberlo hecho...y despues recien ahi sentarte a pensar:"Bueno...yo hice tal cosa, pero hice otra cosa para remediarlo y se que ahora me siento bien".
    Somos jovenes Juli, todo el mundo paso por esto y la gran mayoria encontro una salida...Nada es para siempre, y si sos fuerte las cosas pueden doler menos de lo que pensas.

    Espero que mi consejo te sirva.
    Despeja tu abrumada mente niña, y vive feliz.
    Un Besazo.
    Cami

    ResponderEliminar
  3. Hace un par de años le di gran importancia a los alimentos que ingresaban a mi cuerpo. Fue una corta y oscura etapa en la que hice cosas de las que no estoy orgulloso. Sólo diré que, al final, Mía no es un buen modelo.
    Si quieres mejorar tu físico, júntate con muchachos que practiquen deportes.

    ResponderEliminar
  4. Igual debemos ser indulgentes con nosotros y con nuestros defectos y vivir que de eso se trata.

    Saludos Eleanor

    ResponderEliminar