jueves, febrero 7

Don't carry the world upon your shoulders


Ayer fue un día muy emocional para mí. Exactamente luego de escribir la primera entrada, tuve una pelea con mi papá de las más feas. Entre mis quejas, me dijo que no iba a poder juntarme con una amiga a la que tenía planeado ver esa tarde. A continuación, me bañé y me encerré en mi cuarto durante tres horas, de las cuales me pasé una llorando, otra leyendo y la última durmiendo. Finalmente decidí salir de mi escondite y enfrentar lo que sea. Sabía que ni bien bajara de mi habitación, me esperaba una ola de predecibles sermones sobre lo caprichosa que soy, y bla bla bla. Por fortuna, entré al comedor en la mitad del partido de Argentina - Suecia, y el público masculino se encontraba metido en la pieza de mis papás, demasiado concentrado en eso. Merendé sola y volví a mi reducto hasta que llegó mamá. Bajé a saludarla y, por lo que noté, a papá se le había pasado el enojo.
Mientras juntaba la mesa después de la cena, vi que papá estaba en el patio, tirado sobre una reposera escuchando música. Cuando me vio, se sacó un auricular y me dijo 'después vení que te tengo que mostrar algo', mientras señalaba la reposera vacía que había junto a él. La verdad no sé si seguía enojada o no, pero fui igual. Me dio sus dos auriculares y puso en reproducción la versión de Pedro Aznar de la canción Jealous Guy de John Lennon. Dos personas que admiro muchísimo, y mi papá lo sabe. Entendí que esa era su forma de pedir disculpas, y aunque a veces me gustaría que podamos hablar más directamente sobre ciertas cosas, eso basta para mi.
Si bien el incidente de mi última entrada fue algo horrible, me sirvió como lección. Muchas veces en mi vida, lo único que hago es quejarme de lo que me falta, ignorando por completo lo que ya tengo. Despreciándolo, como si tirara a la basura el esfuerzo que los demás hacen por mi. Sé que soy un ser humano que se puede equivocar, pero desearía no ser tan así.
En fin, así es la vida. Nunca nos prepara para nada pero nos enseña muchísimo. Lo más valorable es vivir el día a día aplicando lo que aprendimos y seguimos aprendiendo. Por alguna razón, ahora me invade una curiosidad extraña ante lo que la vida me depare. Jamás me convenció esta frase, pero últimamente viene haciéndose notar. "Lo que no te mata, te fortalece."

Una canción: Jealous Guy - John Lennon

7 comentarios:

  1. Muy buena entrada. Hay una frase que me gusta mucho: "Muchas veces en mi vida, lo único que hago es quejarme de lo que me falta, ignorando por completo lo que ya tengo".
    En mi blog, en la última entrada, hablé un poco sobre eso. Si quieres pásate y me dices qué te parece.
    Un beso.

    Luna Plateada

    ResponderEliminar
  2. La versión de Pedrito para mí tiene una conotación sentimental. Me acuerdo que fue en noche buena cuando Martín la estampó en mi biografía de Facebook después de muchas horas sin luz. Lo primero que escuché fue eso, y por más de que ahora todo se haya ido al carajo, en ése momento me justó.

    Tenés que ver el programa que grabó " Encuentro en el estudio". Tiene unas canciones heeeeeeeermosas, él.

    Beso enorme Juli, y de verdad, tranqui. El tiempo de ocio, es muchas veces, algo que nos hace perder de vista ciertas cosas como para tomar otras. Aveces dicen que tanto tiempo libre no es bueno porque se empiezan a juntar cosas innecesarias. Falta relativamente poco para volver al ruedo así que disfrutalo mucho, mucho, mucho. Merecido está.

    ResponderEliminar
  3. Lo que no te mata, te fortalece.
    Esta entrada fue como un baldazo de agua fría para mí. Es como que me digan: DESPIERTA!
    Sé que soy un ser humano que se puede equivocar, pero desearía no ser tan así.
    Te juro que pienso igual, a veces uno es tan malagradecido con sus padres :_

    ResponderEliminar
  4. "Lo que no te mata, te fortalece." Es verdad, aunque hay veces que parece que es todo lo contrario. Un beso.
    http://palabrasolvidadaseneltiempo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Es cierta esa frase, y pues que bueno que al final ya no siguieron enojados

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Gracias. Esta entrada es un recordatorio para valorar lo que tengo.

    ResponderEliminar