sábado, enero 5

The light of love is in your eyes

feliz cumple, mi vida
Primero lo primero, FELIZ CUMPLEAÑOS AL GRAN AMOR DE MI VIDA, ALEX TURNER, a quien le agradezco por tantos años alegrándome los días, levantándome el ánimo y haciéndome reír con tantas entrevistas, videos, etc. Les juro que no sé qué sería de mi sin él. Y ni hablar de los otros miembros de Arctic Monkeys; son un conjunto de personas que me vuelan la mente. Amor eterno.
Sigo contándoles mi día, para que entiendan por qué no tuve tiempo de sentarme en la computadora. Para empezar, basta decir que me levanté a la una y media para que sepan que estuve el resto del día a las apuradas. Tenía que juntarme con dos amigas en la plaza a las tres, y ni siquiera había comido. Obviamente que llegué más tarde. Lo peor de todo fue el hecho de estar esperando el micro como media hora bajo el rayo del sol, y terminar tomándome un taxi. Resulta que las encontré, nos quedamos un rato ahí, paseamos por la feria de artesanías que se sitúa en la misma plaza y me compré un par de aritos hermosos. Nos fuimos a dar vueltas por el centro hasta que se hicieron más o menos las siete. Estaba a punto de tomarme otro taxi {no puedo ser tan fiaca, lo sé}, pero Coti y su mamá me ofrecieron a que me quede un rato en su casa. Así que la alcanzamos a mi otra amiga, Aba, y después fuimos para allá. Estaba su primito de menos de dos años; la persona más tierna del mundo. Jugamos un rato con él hasta que vino mamá a buscarme.
Apenas puse un pie en mi casa, papá me dijo que íbamos a ir a comer pizza. Me cambié volando, y salimos. El único problema es que en mi ciudad, si no reservás una mesa con anticipación, te estás exponiendo a estar cuarenta minutos dando vueltas para tratar de encontrar un lugar más o menos bueno, donde no haya una fila de ocho personas esperando afuera. Dicho y hecho, así fue. Cuando finalmente encontramos un lugar como la gente, hicimos el pedido {que no fueron más que dos pizzas y una bebida para cada uno}, tardaron cuarenta minutos por reloj en traernos las cosas. Sumado a esto, ninguno de nosotros es la persona más paciente del mundo, así que a la media hora ya estábamos con los tics nerviosos de mover la patita, jugar con los cubiertos, insultar al aire, etcétera. Finalmente, llegaron las benditas pizzas, pero para cuando terminamos de comer, ya se habían hecho las doce de la noche. De todas maneras, me encanta comer tarde por alguna razón. Para colmo, se tomaron quince minutos más para traernos la cuenta, lo que nos obligaba a estar sentados como tarados. Mi papá y mi hermanito optaron por irse al auto, además de que a papá lo cansaba estar tanto tiempo sin mover la pierna {hoy mismo se cumplen sesenta días desde que se accidentó y todavía no puede ni doblarla del todo}. Gracias a la vida, pudimos pagar e irnos.
Acá estoy. La verdad que me hizo bastante bien la salida familiar, ya que pude reírme un rato. Sé que no debería ser así, pero hoy estuve medio bajoneada otra vez. Me empecé a sentir así en la plaza, aunque lo disimulé todo lo que pude. A pesar de que mis tristezas no sean como las de antes, estoy un poco decepcionada de mi misma; se supone que había jurado no preocuparme por estas cosas al iniciar el dos mil trece. Pero qué puedo hacer yo, las cosas son así, y a veces no puedo controlarme. Sólo espero estar mejor para cuando me levante. Me vendría muy bien ir la psicóloga pero no creo que vuelva hasta febrero o marzo; debería anotar cómo me siento y después mostrárselo. O no. No debería hacer nada más que tratar de soportarlo y sacármelo de encima.
Mañana es un nuevo día. Mejor dicho, hoy.

Song: Will you still love me tomorrow - Amy Winehouse

2 comentarios:

  1. AMÉ todo tu blog, desde que ví el título ♥
    Me encantan las canciones que publicás, me encantan los Arctic Monkeys, todo! Y escribís muy copado.
    El mío es http://this-heart-will-start-a-riot-in-me.blogspot.com.ar/ , te espero!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me encanto tu entradaa! y mas aun me recordaaste el cumpleaños de un genio. En serio me encanta Alex Turner, es mi prototipo de hombre a seguir! En serio me encanto vuestra entrada.

    Un enorme beso,
    Alvaro Socram.

    ResponderEliminar