martes, enero 15

Life imitates art

Me ha pasado de escuchar una frase que suene interesante, pero no llegar a comprender su origen del todo. Este es un claro ejemplo. Un escritor al que admiro muchísimo, Oscar Wilde, dijo una vez "La vida imita al arte mucho más de lo que el arte imita a la vida". En cierta forma, entendía el significado, aunque no estaba segura de qué quería decir él con esto. 
Hace un rato estaba lavando la ropa por orden de mi papá, mientras escuchaba la radio. Resulta que el conductor del horario matutino estaba hablando con otro señor sobre la película Medianoche en París de Woody Allen {otra persona que admiro más de lo que cualquiera puede imaginar} Para el que no vio la película, trata de un hombre de vacaciones en París, al que todas las medianoches lo pasa a buscar un auto que lo lleva al pasado a encontrarse con aquellos ancestros franceses que marcaron la historia. Volviendo a la radio, el hombre que estaba hablando con el conductor era un personaje de la nueva obra musical inspirada en esta película, llamada Medianoche en Buenos Aires. La charla siguió hasta que en un momento, el actor contó que cuando se estrenó la película de Woody Allen, él estaba nada más y nada menos que en París. Dijo que le había llamado mucho la atención cómo, ni bien salió del cine, la película le había provocado comenzar a ver detalles de la ciudad que no había captado antes."Porque eso es lo que hacen el arte y el artista" decía "te incitan a ver cosas de la vida cotidiana con una belleza con la que nunca antes podrías haberlas visto".
Inmediatamente pensé que Oscar Wilde tenía razón; si bien el arte se basa en cosas de todos los días, una vez que te sumergís en ella, nunca más volvés a verlas de la misma forma. Es por eso que la vida imita al arte...muchísimo muchísimo más de lo que el arte imita a la vida.

Song: I write sins not tragedies - Panic! at the Disco

4 comentarios:

  1. Qué intensa la frase de Oscar Wilde. Preciosa tu manera de representarla con la película de Woody Allen.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Oh Dios mío! Agradezco haberme encontrado con tu blog. Me llamo Mariana y soy una gran seguidora de Óscar Wilde y justamente esa frase también me impacto en un momento de mi vida. Y llegue a ese conclusión. Por cierto no he visto aquella película de Woody allen pero lo haré, me haz dejado intrigada.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena deducción de la frase y muy buena la canción de Panic! ;D

    Suerte!

    ResponderEliminar
  4. Órales. Qué interesante. Darnos cuenta de esas cosas nos embellece la vida.

    ResponderEliminar