lunes, diciembre 31

Víspera

Sentada en el patio de mi casa. Cielo nublado y un viento hermoso. Paz. Tranquilidad. Estoy como quiero estar en el último día del año.
Ya hice mi resumen en la entrada anterior, así que nada más quería desearles que disfruten junto a sus seres queridos. Mis primas quieren salir a una fiesta que siempre celebran acá después del brindis. Por supuesto, yo no quiero ir, pero como no tengo ganas de bancarme el "dale, no seas ortiva", opté por hacer un esfuerzo e intentar pasarla bien. Espero que sólo estemos un rato.
A pesar de todo, sigo con las mejores expectativas para el 2013. Le tengo toda la fe del mundo. Hago un paréntesis y digo: qué raro suena hablar de "el año que viene" cuando vamos a estar en él en cuestión de cuatro horas y media. Impresionante como sigue pasando el tiempo. Lo importante es disfrutarlo, ¿no? Cerrar los ojos y disfrutar de esta montaña rusa que es la vida.
Bueno, básicamente vine para despedirme, ya que tuve tiempo de hacer otra escapada para saludarlos. Así que, espero que lo pasen de lo mejor, que coman mucho, que se diviertan, que puedan dejar atrás el 2012 pero que se queden con las mejores cosas, que arranquen con una sonrisa en el rostro, que sigan a mi lado y que este 2013 la destrocen.
¡FELIZ AÑO NUEVO!

1 comentario:

  1. Voy a echar de menos el 2012, pero afronto con mucha ganas e ilusión este nuevo año. Feliz año! :) Un beso
    www.palabrasolvidadaseneltiempo.blogspot.com

    ResponderEliminar