sábado, diciembre 29

Twenty twelve

Para resumir todo, puedo decir que este fue un buen año.
Cuando me despedí del 2011, dejé ir con él cientos de recuerdos y situaciones que tenía ganas de olvidar. Obviamente tuvo sus acontecimientos hermosos, como mi viaje de quince a Europa o los increíbles recitales a los que fui. Pero a partir de las vacaciones de invierno, llegaron una serie de cosas, las cuales me prometí superar en el 2012. Siento que lo logré. Fue gracias al trabajo que hice con mi psicóloga, sumado a los amigos que conocí {o los que ya conocía pero se volvieron más cercanos} y el cambio interno que alcancé.
El año comenzó tranquilo, con unas vacaciones a Mar Azul en familia. Me río cuando me acuerdo de aquellas entradas donde me quejaba porque no tenía ganas de ir, ya que odio la playa. Al final, valió la pena porque me di cuenta de lo unidos que somos y de lo bien que la puedo pasar con mis parientes.
Luego volvieron las clases. Quinto año de la secundaria, el anteútlimo. Empecé a salir más, conocí amigos nuevos, aprobé todas las materias. A decir verdad, esas fueron cosas insignificantes, porque lo más importante que me llevo de la escuela, es haberlo conocido a Él. Todo lo que pasamos, lo que vivimos. Todo lo que disfruté. Y todo lo que Él disfrutó. Y lo disfrutamos juntos, como amigos. Sucedió en tan poquito tiempo, pero juro que me pareció eterno. Lo único que me mantenía advertida del paso del tiempo, era saber que la despedida se acercaba. Y llegó. Y estuve ahí. Y yo derramé lágrimas. Y Él también. Y lloramos juntos. Y se fue. Pero no me arrepiento de nada. Sé que siempre me quejo de nunca haberle confesado mis verdaderos sentimientos, pero estoy más que conforme por el hecho de haberle dado el último abrazo, y estar con Él hasta el último segundo. No tiene precio. A pesar de todo, es una amistad que jamás olvidaré. Tantas risas, tantos encuentros, tantos viernes sentándonos juntos. Y yo me moría cada vez que lo veía, pero se me pasaba enseguida al saber que en Él tenía un amigo con el que podía ser yo misma. Y lo fui.
En la segunda mitad del año, fue algo difícil encontrar otra razón para seguir yendo a la escuela. Pero lo encontré en mis amigas, y en las ganas de terminar este año sin llevarme nada. Y lo hice.
También llegaron ustedes. Mis seguidores, mis lectores, mis comentaristas. Hicieron que esto cobre sentido de alguna forma. Me gusta saber que no le escribo a la nada. Sus opiniones son algo que me sirvió mucho, y que siempre tomé en cuenta. Gracias.
Es momento de quedarme con las mejores cosas del 2012, y arrancar el 2013 dispuesta a que sea el mejor año vivido hasta ahora. No voy a decir "el mejor año de mi vida" porque aún me quedan muchos más, y estoy super agradecida por eso. Pero es mi último año de secundaria, y quiero dejar de lado todo lo que me detenga, para poder transformarlo en algo inolvidable, para bien. Por supuesto, espero que ustedes sigan ahí para leerme, para enterarse y para ayudarme. Prometo estarlo también.
Le digo adiós a este año con una sonrisa. Siento que crecí inmensamente y me transformé en esto. Una chica de diecisiete años que sabe ser madura sin abandonar las tonterías; sabe llorar y ser capaz de levantarse y caminar con la frente en alto; sabe ayudar a las personas sin olvidarse de que ella es la prioridad algunas veces; sabe dejar en claro sus opiniones sin tener que ser irrespetuosa; sabe ser abierta de mente; sabe que a veces está bien no estar bien; sabe cómo salir del mundo cuando éste la pasa por arriba; sabe ser abierta al cambio sin olvidar lo que está en su esencia. Estoy feliz de que ésta sea yo. Estoy feliz de haber crecido tanto en todos los aspectos. Estoy feliz de que la vida me de 365 oportunidades más para mejorar como persona.
Tendría que agradecerle a miles de personas. No voy a nombrarlas porque creo que ya lo saben. Gracias por todo. Gracias a todos.

Song: Let it be - The Beatles

5 comentarios:

  1. Hermoso balance y hermoso también el hecho de que pueda tumbarse para éste lado la balanza. :)

    ¡Un abrazo muchacha, vamos por un 2013 demoledor de todo lo malo!

    ResponderEliminar
  2. Que lindo Juli, me encanta que haya sido un buen año para vos... Ojala que tengas un buen comienzo del 2013 con todos los que amas!! Nos leemos prontito!
    Un Besote

    ResponderEliminar
  3. Me alegrrra que hayas tenido un súper año y te deseo lo mejor para el 2013, juli!
    Ya que estoy te agradezco por el último comentario que me dejaste en el blog, que cites a Jules me hizo muy bien jajaj <3
    En fin, me alegro de haberte conocido! Sos genial. Te mando un besote grande y que arranques el año con todo :D

    ResponderEliminar