domingo, noviembre 4

We've got nothing to lose

¡Qué bueno que estuvo anoche! amo los cumpleaños de Delfi. Llegué, comimos, escuchamos música, bailamos, y nos tiramos a la pileta con ropa! fue la mejor parte de todas. Siempre me siento genial entre esa gente. No tengo dudas de que puedo ser yo misma, y lo raro es que no los conozco hace tanto. Definitivamente puedo decir que ayer estuve ahí. Después mi pobre papi me trajo ropa, me cambié y me fui.
Hoy dormí hasta como la una de la tarde (qué lindo) y me levanté para encontrarme a toda mi familia comiendo asado. Ahora me espera la ensaladita de frutas. 
Estoy odiando el calor que está trayendo el verano, pero mejor tomarlo de la mejor manera posible, ¿no? Ayer a la hora de la siesta había terminado de lavar los platos y me senté un rato en el living para mirar tele. Asombrosamente me quedé dormida hasta las siete de la tarde, y como me sentía re morsa, fui a correr con mi abuela. Bueno, ella no corrió, y yo un poco; quiero volver a hacerlo como lo hacía hace unos años. Sí, corría. Estoy re feliz, en mi pieza con el ventilador prendido, escuchando música y con una sonrisa inborrable. Mañana va a ser un buen Lunes, ¡me lo prometo! Hoy voy a dedicarme a leer un poco el Quijote. Demasiada diversión para un fin de semana.
Bye people, be happy :)

Song: Baby I love you - The Ramones

1 comentario:

  1. Copada la rutina de correr! mil veces me plantee hacerlo, pero nunca lo pongo en práctica, la más colgada, lo sé, espero que vos si puedas! besos querida

    ResponderEliminar