martes, noviembre 13

No mires atrás

A veces sólo hay que continuar y olvidarnos del pasado. Siempre fui la clase de persona que se lamentó eternamente cada cosa que hizo mal en su vida. Es como un rencor eterno hacia mi misma. No logro aceptar que, humanamente, me equivoco, sino que lo tomo como algo imperdonable. Y aún así, me sigo equivocando, y me sigo enojando conmigo. No hago nada para cambiarlo. Es una asignatura pendiente.
El mayor problema que tengo, debe ser el hecho de sobrepensar cada aspecto de mi vida. La más mínima estupidez abre en mi cabeza un escenario de posibilidades. Sumado a esto, soy muy indecisa como para tomar un camino sin pensar en el otro.
Preguntas, preguntas y más preguntas surgen adentro mio. ¿A dónde va lo que quiero y no tomo? ¿A dónde va lo que pienso y no digo? Siento que hay un pequeño albergue en mi ser, donde guardo "todo lo que podría haber pasado" ¿Para qué? Si al fin y al cabo no pasó. ¿Es necesario seguir dándole vueltas al asunto? ¿Es necesario seguir lamentándome y arrepintiéndome? ¿Tan malo es lo que decido? Admiro y voy a admirar eternamente, la simpleza que tiene alguna gente a la hora de...vivir. Esa espontaneidad que tanto envidio. ¿Qué aventuras pretendo tener si sigo pensando tanto antes de actuar? Quiero romper la pared que divide el querer del hacer. Explorar es sumergirse a lo desconocido. Lo desconocido da miedo; un miedo que tengo que vencer. Pero a la vez, conocer lo que va a pasar es aburrido. Es un hecho, la vida está diseñada para probarnos de la manera menos esperada.

Song: Días - Guasones

2 comentarios:

  1. La vida siempre nos trae complicaciones y obstáculos para poder ganarlos y así aprendemos cosas de eso, yo por ejemplo no aprendo mucho.

    ResponderEliminar
  2. Hay veces que nos cuesta aceptar que nos equivocamos, pero que nos equivocamos cómo tods los humanos de este planeta, tienes razón, la vida esta hecha para probarnos cuando menos lo pensamos(: Un besito.

    ResponderEliminar