viernes, noviembre 30

I won't let this happen again

Ayer ocurrió un incidente que me dejó gran parte del día pensado en él. Quedé traumatizada.
Salía de mi clase de canto, caminando lo más bien hacia la parada del micro. Al faltarme una cuadra para llegar, pude ver que el micro se aproximaba a toda velocidad; no iba a alcanzarlo, y por lo tanto iba a tener que esperar otra media hora hasta que llegase el siguiente. Entonces tomé la decisión más estúpida de mi vida. Crucé corriendo a toda velocidad cuando tenía los autos a menos de diez metros de mi, en una avenida donde no se anda a menos de cien kilómetros por hora. Quedé en el medio de dos que casi me atropellan. Sonaron las bocinas, los insultos, pero yo seguí corriendo hasta subirme al micro. Un vez arriba, encontré un asiento, me apoyé contra la ventana y comencé a temblar y llorar. ¿Cómo se me ocurrió hacer una cosa así? Sinceramente nadie puede darse una idea de lo asustada que estaba. No sólo por estar a dos segundos de morirme, sino porque no pude creer cómo una decisión tan suicida cruzó por mi mente. ¿Por qué? ¿Por no querer esperar al micro siguiente? Incluso ahora me acuerdo y se me caen las lágrimas. En serio, quedé más asustada que nunca, no se imaginan lo que sentí en ese momento, fueron las milésimas de segundo más largas de toda mi vida. Podría pasar en cámara lenta el segundo que estuve parada en el medio de la calle, viendo cómo dos autos se me venían encima, y empezar a temblar. Estoy tan decepcionada de mi misma. Lo único que rescato de esto es que no voy a volver a hacerlo, a partir de hoy, no me importa si el otro micro tarda cuatro horas en llegar, no voy a hacer nada que vuelva a poner en riesgo mi vida. 
Apenas entré a mi casa y vi a mi papá y a mi hermano tomando la mierda, miles de pensamientos se me vinieron a la mente. Imaginaba una y otra vez qué hubiese pasado si me pisaban esos autos y no los volvía a ver nunca más. Todavía sigo pensando en lo idiota que fui. Miles de veces en mi vida utilicé la expresión "me quiero morir", y estoy segura que muchos de ustedes también la pensaron. Pero nunca es así. Cuando estás ahí, a un segundo de que un auto te arrolle a toda velocidad, pensar en la muerte no es nada divertido. Mientras estaba arriba del micro me acordaba también del día en el que mi papá y mi hermanito casi mueren ahogados, y más lloraba. Sigue sin entrarme en la cabeza cómo algo así cruzó mi mente. Cómo no lo pensé dos veces. No voy a volver a hacerlo nunca más, estoy arrepentida como nunca lo estuve antes. Lo único que puedo pensar es "menos mal que estoy viva". Nunca. Nunca más. 

Song: I'm not okay - My Chemical Romance

1 comentario:

  1. Yo una vez choqué con la moto y en esos segundos tenía la mente en blanco, tranquilidad.
    Después reaccioné y pensé: Mierda, mirá si me pasaba algo.
    Es feo, pensar que en solo cuestión de poco tiempo podés desaparecer, no existir más. A mí me aterra pensar eso.

    ResponderEliminar