domingo, octubre 28

Laughing is the best calorie burner

Ayer entré al blog de una chica, el cual no visitaba hace como un año. Me puse a leer sus entradas nuevas y a releer algunas viejas que me habían gustado. Resulta que en la mayor parte de su blog, ella habla sobre sus problemas con la comida, sus intentos de adelgazar y su percepción de sí misma. Me llevó a reflexionar acerca de esto, y la verdad es que no quiero volver a explicar lo inútiles que son los estereotipos para mi, porque creo que es obvio. Lo único que tenía ganas de decir es que me llamó la atención ver que casi todas las personas (en especial mujeres) alguna vez pasaron por esta situación; querer bajar de peso, hacer diferentes dietas, anotarse en el gimnasio trescientas veces por año, sentir vergüenza, llorar en los probadores de ropa, etc.
Yo pasé por todas ellas, y la verdad es que en esos momentos sentía que estaba sola, que era un bicho raro. Pero cuando empecé a interiorizarme en lo que era el tema de los trastornos alimenticios y la percepción de la imagen (con "interiorizarme" quiero decir, leer sobre eso, ver documentales) me di cuenta que casi ninguna mujer en este mundo está conforme con lo que es, y eso es lo más terrible de todo. Algunas intentan pretender que está todo bien, que se aman a sí mismas, pero quizás lo hacen para no sufrir, aunque en el fondo saben que les gustaría tener el cuerpo de alguien más. Es horrible estar en esa situación, pero también es horrible verla desde afuera: ¿A quién le gusta ver a su amiga llorar porque se siente fea?
Lamentablemente me parece que eliminar los estereotipos de mujer perfecta va a ser imposible, sólo por el hecho de que siempre estuvieron ahí: desde los egipcios, hasta el día de hoy. Siempre van cambiando, y todo el mundo intenta ir adaptándose a ellos.
Si bien creo que son inerradicables, pienso que tenemos que tratar de hacerles frente, de intentar que no nos importen; pero es muy difícil, porque si las revistas no te recuerdan lo que es "ser perfecto", la sociedad se va a ocupar de eso dejándote de lado, directa o indirectamente.
Cuando yo pasé por estas cosas, muchas personas me decían que quería llamar la atención. Yo lo negaba, una y otra vez decía que no era para llamar la atención. Pero ahora, casi un año después, aprendí a aceptar mis problemas y a admitir que sí: yo quería llamar la atención. Pero no el tipo de atención que se imaginan todos; era una llamada de atención a mi misma. Tenía ganas de mostrarme hasta dónde estaba llegando, de qué manera estaba tocando fondo.
El objetivo de esta entrada no es mentirles diciéndoles que en esta sociedad los estereotipos no importan porque estaría diciéndolo como de compromiso, hay personas que sí les importan. Quería decirles que, a pesar de todo, siempre intenten aceptarse como son, lo más que puedan. Y que nunca dejen de sonreír, aunque por dentro se estén muriendo, porque lo único que sirve para combatir a la inseguridad, es la actitud (todo esto también me lo digo a mi misma). Ir de frente y que parezca que no te importa lo que dice nadie, ni siquiera esas voces adentro tuyo. Porque quizás el físico le importa a muchas personas (no a todas, no lo olviden), pero créanme que cuando alguien se siente seguro, se para con seguridad y habla con seguridad se nota, y atrae la atención de aquella gente que piensa como yo: mil palabras valen más que una imagen.
Pd: para mi, las personas más lindas son las que se animan a reírse de sí mismas :)

Song: Beautiful - Christina Aguilera

3 comentarios:

  1. Partamos de la base que el hombre como ser siempre fue, es y será inconformista. Después, este tema en sí, son mambos femeninos, que me incluyo, estoy. Nunca llegué a extremos, me gusta mucho la comida como para dejarla y odio vomitar como para animarme, pero sí tengo a veces bajones porque tengo que bajar 7 kg y no tengo voluntad ni de ir 1 hora al gym ! Me enloquece, pero bueno, cosas que pasan. Slds!

    ResponderEliminar
  2. Que buena entrada!!! me gustó mucho, sobre todo en la parte en que dijiste que lo más importante es la actitud. Si estamos bien interiormente, se nota exteriormente. Tenemos que aprender a querernos, más que nada a aceptarnos. Un beso linda :)

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy pasando por eso en este momento ne siento fea, gorda, no me gustan mis piernas no me gusta mi cuerpo...nada. estoy tratando de superarlo pero nunca me voy a gustar no se por que soy asi. pero buenoo
    a mi tambien me encanta tu blog geniaa :)

    ResponderEliminar