viernes, octubre 26

Casual

En serio, ya es increíble. Parece que absolutamente todo lo que hago, lo hago mal, o al menos esa es la visión de mi misma que me dejan los demás. Qué lindo ser adolescente. Entiendo que pasar estos momentos de mierda son necesarios para la "formación" pero ¿no pueden dejarme un puto minuto en paz? ¿podría la tranquilidad durarme más de 48 horas? Sumado a esto, hace setecientos grados de calor.
Podría seguir: tengo que escribir un cuento para el martes y mi inspiración está reducida a cero, tengo examen de Derecho Político, y debo resumir un capítulo entero de Don Quijote de La Mancha.
La cereza del postre fue que mi papá quiso tener una super charla patológica conmigo sobre mi explosión de ayer, cosa que no tenía ganas de explicar. Bueno, al menos noto que le importa. Mi mamá prefiere seguir en la ignorancia y demostrar su enojo en cosas patéticas. Pero qué se le va a hacer, cada familia es un mundo.
Ya no sé qué pensar sobre esta edad, prefiero despertarme día a día y ver qué sucede. Aunque nunca hay mucha originalidad que digamos. Imagínense que lo más original de mi semana fue el drama de correr a mi cuarto onda telenovela berreta, ofendida con mis papás en busca de compresión, pobrecita. Pelotuda.
Si bien hay cierta bipolaridad, lo más notorio y resaltable de esta etapa connota que es una mierda. Claramente nos hacemos un mundo por los problemas y nos olvidamos que existen las cosas buenas. A veces no sólo lo hacen los adolescentes... En fin, no tengo ganas de ponerme filosófica con este tema porque se me van a hacer las doce de la noche hablando estupideces y tengo mucho que hacer (dormir). Además no quiero que esta entrada se parezca a las de típicas "adolescentes incomprendidas".
Estaba a punto de decir que no tengo planes para mañana, pero me bastó levantar un poco la vista y ver que acabo de escribir que tengo que hacer setecientas cosas para la escuela. ¿Qué me pasa con el número setecientos?
¿Ven?, ya estoy hablando estupideces. Buenas noches.
Off topic: estoy odiando el diseño de mi blog, literalmente me da asco. Mañana lo cambio, sin excusas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario