martes, octubre 9

Careless


Lo que siento es que realmente le importo a la mitad de las personas que dicen preocuparse por mi. Bueno, a veces ni siquiera lo dicen, pero yo quiero imaginar que sí. Qué ilusa.
Si hay algo que aprendí en mi corta vida es que las verdaderas personas que se preocupan no son las que te lo dicen, sino las que lo demuestran de la forma que pueden. Una sonrisa, un abrazo, un "¿cómo estás?" son miles de veces más importantes que escuchar siempre la misma cantinela de "sos muy importante para mi"
¿Qué significan esas palabras si mueren apenas salen de tu boca? Cuando uno dice algo tiene que sostenerlo con actos, no esperar que el otro se lo trague y te deje libre de tener que soportarlo. 
Decepción. Eso es lo que genera ver que tantas personas que dijeron preocuparse por mi, ahora están vaya a saber donde. Incluso algunas siguen a mi lado, pero como yo me doy cuenta quién tiene interés en mi y quién no, sé bien en quién confiar y a quién contarle lo que me pasa. No es que siempre me pase algo, ahora por ejemplo no me pasa nada que requiera ayuda, pero cuando hay un dilema dando vueltas por ahí, tengo en claro a quién puedo recurrir.
A veces pareciera que estoy rodeada de algunas personas que son nada más una figurita. Aquellos a los que llamo "amigos" nada más porque están ahí. Pero eso no importa. Sé que cuando termine la secundaria y todos nos separemos, voy a seguir buscando a las personas que me importan y ellas me van a buscar a mi. En caso de aislamiento será porque nada de esto fue verdadero. 
No quiero lavarme las manos. La verdad es que a veces me siento bastante hipócrita, porque sigo estando con personas que no me interesan nada más para no herir a nadie ni pelearme con nadie, esperando ansiadamente el fin del colegio para poder alejarme discretamente sin explicaciones. Está mal, sé que está mal. Pero bueno, supongo que esto se va a ir cuando crezca y sepa enfrentar mejor las cosas, o la vida misma me va a llevar a no querer tener nada que ver con algunos. Además si no le importo a esa gente, va a estar todo bien porque ellos tampoco me van a buscar. Pero si me empezarían a llamar o a preguntarme por qué estoy tan cortada, ahí me daría cuenta que realmente sí se preocupaban por mi y pediría disculpas. Por otro lado, yo haría lo mismo. Si alguien está cortado conmigo pero a mi me interesa esa persona, la buscaría.
Es complicado, pero al fin y al cabo siento que se va a empezar a dar solo. Me preocupo por esto porque sigo estando con gente que no quiero estar.
Siempre intenté demostrar que "es mejor estar solo que mal acompañado", pero ni yo me la creo. No es lindo estar solo, y a veces es preferible soportar miles de cosas antes que no tener a nadie a tu lado, porque las personas no son pura maldad. Lo que pasa es que a veces está en juego la forma de pensar del otro, no sólo su amabilidad. En eso soy bastante tolerante, pero a veces la tolerancia se me va de las manos.
A la vez me parece que esta edad es perfecta para experimentar cosas nuevas y gente nueva. Para estar con gente que te muestre el otro lado de las cosas, que te ayuda a corroborar una vez más que nunca vas a querer parecerte a ellos y que querés seguir siendo vos mismo. Siempre es necesario abrir los ojos a diferentes tipos de personas. Creo que estamos en la etapa justa para hacerlo.
Debo ser de las pocas personas de dieciséis años que se fijan en estas cosas que a la mayoría no le importa. Pero ¿qué puedo decir? yo soy así. Sobrepienso y reflexiono hasta de las cosas más estúpidas.
Por más que lo piense y lo piense, no tengo nada que hacer, porque no quiero generar peleas, justo ahora que viene mi último año de secundaria. Tan sólo me queda esperar y ver cómo evolucionan mis relaciones sociales con esta gente. Esperar y pretender que no estoy confundida.

Song: Look at me - John Lennon

1 comentario:

  1. Para mi, una de las peores sensaciones que uno puede experimentar es la de echar de menos a alguien que te dijo que eras importante para el o ella, y que ahora ni si quiera sabes donde esta.
    Creo que a todos nos pasa que a veces debemos estar personas que no nos agradan, porque nos vemos obligados a ello, por que estamos juntos en clase, porque son amigos de amigos, etc. Pero pienso que esas situaciones siempre nos van a acompañar a lo largo de nuestras vidas. Un beso
    palabrasolvidadaseneltiempo.blogspot.com

    ResponderEliminar