miércoles, octubre 3

Bad things happen for a reason


Si hay algo que me molesta de mi, es el hecho de dejar por la mitad las cosas que no me gustan.
Cuando disfruto algo le pongo toda la onda que sale de adentro mio, porque me hace bien. Me pasa con la música {canto, por ejemplo}. Es mi pasión y nunca la abandonaría por nada, me pone mal faltar a las clases, y cada vez que se acerca el jueves, me siento la persona más feliz del mundo.
Pero cuando se trata de cosas que me cuestan, soy
capaz de no terminarlas por el simple hecho de que tengo que poner esfuerzo. Ni siquiera me importa si me hacen bien, directamente no las hago por fiaca. O las hago...por un ratito. Esa es mi mayor preocupación con respecto a mi vida. No me importa ni el futuro ni la escuela. Lo que me molesta es no poder hacer todo como corresponde. Poner el cuerpo y el alma en algo que me gusta es fácil, pero la satisfacción no se compara a poder decir "bueno, odio esto, pero le puse onda y lo logré" En esos momentos te sentís Dios, pensás que podés con todo, es increíble. Lo sé porque en algún momento he enfrentado cosas no tan agradables y las he superado, pero me cuesta terriblemente. Siento que me vendría bien una dosis de fuerza de voluntad. Además, cuando esté en la facultad y me cueste una materia, ¿qué voy a hacer? ¿dejar la carrera? Obviamente, no creo que eso pase pero es preocupante porque, si tendré antecedentes en abandonar cosas que no me gustan! 
En la escuela me va dentro de todo bien, pero si tengo que ser sincera, jamás me puse cuatro horas a estudiar para un examen, y pienso que cuando llegue la hora de estudiar una carrera, no voy a estar preparada para sentarme en un escritorio y estudiar hasta que se me pasen las horas. Definitivamente es una de mis más grandes inseguridades, lejos. 
Me pasa igual con temas espirituales. Me cuesta enfrentar emociones, aunque suene descabellado. Hay miles y millones de cosas que no las acepto, porque se que no me van a caer bien a mi misma. Si tengo una habilidad desarrollada, es esa: manejar mis pensamientos como quiero, y si los tengo que ocultar hasta de mi misma, lo hago. 
Es horrible empezar con algo que no te gusta y decirte a vos misma "date todo el aliento que quieras, es obvio que no vas a durar" Quizás debería empezar por cambiar eso también.
Es una de las cosas en las que más tengo que trabajar para cambiar, pero como cuesta, obviamente evado querer transformar esta característica mía. 
Por suerte, todavía tengo las cosas que me gustan. Las que nunca abandonaría, las que exploto al máximo. Todas las actividades extra-escolares que hago, me encantan. Siempre hice cosas fuera del colegio. Ya es parte de mi. Una pequeña descripción de mi persona es que nunca podría no hacer nada con mi vida, además del colegio. Los que me conocen lo saben, siempre estoy ocupada. 
Pero tengo que aprender a poner empeño en cosas que no me gustan, porque es una habilidad más que necesaria para la vida misma. Dicen que no todo es color de rosa, y mi vida por ahora, es un mundo de unicornios y algodón de azucar. Por supuesto que cada tanto hay tormenta. 

Song: Breakeven - The Script

1 comentario:

  1. Precioso me siento igual Besitos de http://flashbacks13.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar