domingo, septiembre 23

You sent me flying

Estoy en esos días donde escribo dos o tres párrafos sobre mis sentimientos, y al instante los borro. Es como si no supiera qué es claramente lo que pasa por mi cabeza. 
No sé cómo explicarlo, porque ni siquiera sé cómo estoy . 
Es raro, pero cuando estoy feliz o triste, las palabras brotan de mi sin que tenga que pensarlas; y tipeo como si el botón de Delete no existiera, mientras siento que podría escribir doscientos párrafos sobre lo linda/mala que es la vida.
Pero hoy no es así. Estoy como transitiva a algún extraño estado de ánimo. Por supuesto, espero que sea bueno. 
Mi situación actual no es nada emocionante: Configurando y desconfigurando mi twitter sin poder decidirme, al mismo tiempo que me vicio con los videos de Amy. 
Tuve el leve impulso de ponerle privacidad al blog para que lo puedan ver nada más los seguidores, porque odio que lo lean conocidos {que por suerte no son muchos} y que después me hablen de lo que escribo acá y me pregunten cosas que no tengo ganas de repetir. 
Quiero terminar las clases. No sé por qué, pero no quiero ir más al colegio. No me están exigiendo tanto pero hoy, todo me molesta. Todo me aburre. No sé, QUIERO COSAS NUEVAS. Aclaro por las dudas, que no estoy en una decaída o algo así, porque otra cosa que también me molesta, es que mis conocidos piensen que vivo deprimida. Sólo estoy a b u r r i d a. 
No se me ocurre qué más escribir. Escribo estupideces para llenar el vacío que tengo adentro mio. 
Quiero volar muy lejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario