domingo, agosto 12

Harder to breathe

La verdad no sé si llorar con esta situación, o si cagarme de risa. Desde hoy que me vengo preguntando algo: ¿qué lugar ocupo en esta familia?
Soy a la que siempre le pasan factura, soy a la que retan por cosas que no retan a mis hermanos, soy a la única que le recriminan que no va a visitar a la abuela. Supuestamente, también soy la única que contesta mal, la más desagradecida, la más cómoda, la más todo.
Me rompe soberanamente las pelotas que esperen a que sea domingo, para estar en la comida familiar y empezar a recriminarme las cosas adelante del resto de la familia. Después, cuando me ven llorando se arrepienten todos y me vienen a consolar, pero realmente me cansé de esta situación y de que no me dejen ocupar en esta familia, el lugar que yo quiero ocupar. Nadie valora lo que hago, pareciera como que todo girase alrededor de mis hermanos.
Intenté plantearle esta situación a mis papás, y su reiterativa respuesta es "nosotros te llevamos a Europa, siempre salís ganando" ¿Saben qué? en realidad siento que no gané una mierda con eso. Me llevaron porque eran mis quince, no porque simplemente les dije "me quiero ir a Europa". Me dieron a elegir entre fiesta y viaje, y elegí lo último. Y ahora parece que siempre usasen eso para excusarse. Para hacer favoritismo con mis hermanos y después decirme "Ah no, pero a vos te llevamos de viaje".
Si hubiese sabido que me iban a recriminar todo de esa forma, no hubiese viajado una mierda. Parece que lo hicieron de compromiso. Ni siquiera sabía que "había ganado algo" yéndome de viaje.
No sé qué carajo hago acá. Por eso es que mil veces tengo ganas de irme de este lugar y empezar desde cero en otro; porque siento que en esta casa nadie valora VERDADERAMENTE mi presencia.
Quizás lo hacen sin darse cuenta, quizás dicen que tengo un lugar acá; pero al parecer están haciendo algo mal, porque yo no siento lo mismo.

1 comentario: