martes, agosto 7

Ahre

Dos entradas en un día, vamos progresando Juliana. Aclaro que esto contiene lenguaje informal tirando a neanderthal porque estoy requete emocionada (? y escribo todo rápido. Vos, que leés esto, no te asustes ni dejes de entrar.
Acabo de releer lo que publiqué hace tres horas y tengo ganas de autopegarme un cachetazo. Es decir, aún sigo pensando que mi aburrida y monótona vida no es más que eso: aburrida y monótona {soy tan original, my God}. Pero recién estaba hablando con mi mamá y me dijo algo que me obligó a pensar lo contrario: "ya tenemos los departamentos" HELL YEAH.
Cada mínimo paso que me acerca más al viaje, me hace pensar que al final toda esta etapa acromática va a llegar a su fin muy pronto. Fue lo mismo que me pasó previo a mi viaje de 15; al faltar pocos meses, todo parecía lo menos entretenido del mundo porque mis ganas de irme a la recalcada concha de la lora {o sea, a Europa}, se incrementaban cada día. El hecho de estar "esperando algo" con tanta ansiedad, provoca que todo lo previo a eso me parezca extremadamente irrelevante.
Lo único que espero, sinceramente, es que sea 19 de Febrero para estar sentada en ese avión, abrocharme los cinturones y volar con destino a The United States of America. Y sí, nada me da tanto placer como viajar. Cuando lo hago parecería que toda esa escala de grises desapareciese y las cosas empezaran a tener color, textura, brillo, contraste, a l e g r í a. Pero, hasta que ese día llegue, voy a seguir con mis repetitivos asuntos; por ejemplo, tengo que irme a estudiar lengua en este mismo momento porque mañana tengo que presentar un oral y siento que estoy en bolas (no que estoy desnuda, si no que no sé nada; lo explico por si lo lee algún mexicano (? ah no entendía nada, chau.) Nos vemos cuando me vean. O sea, nunca :D :D :D :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario