viernes, agosto 24

Follow Friday

¡Perdón por cometer el pecado mayor de dejar el blog tantos días sin una entrada!
Tuve una rutina tan agitada que no tuve ni tiempo de sentarme en la compu. Ademas, mis condiciones físicas no me lo permitían: sigo toda contracturada. Ayer me atacó la cabeza {sí, me contracturé la cabeza} por lo que no pude ir ni a Gloria, ni a canto; casi me muero de depresión.
Hoy tuve examen de historia, dentro de todo me fue bien. El lunes tengo de derecho político; depositen una cierra eléctrica en mi cuello ahora, gracias.
A la mañana agarré mi celular y por alguna razón, me puse a ver los mensajes de la bandeja de entrada. Estaban todos los de Él, y fui uno por uno guardándolos en la carpeta "Archivos" que es para poner mensajes importantes. Los releí y me hizo bien, pero a la vez me obligó a pensar y recordar y...no sé, fue raro. Me di cuenta que no superé las cosas del todo, simplemente las tapé. Lo extraño, pero basta, no me voy a poner mal; tengo que acordarme de las cosas buenas y de lo bien que lo pasamos, aunque hoy es uno de esos días donde todo me recuerda a Él. Putos mensajes.
Love you.

No hay comentarios:

Publicar un comentario