lunes, julio 16

Dumbledoar

Ayer pasé un hermoso día en el centro con Zac, Pau, Tincho, Santi y Barbi, era nuestra última noche con nuestro querido amigo del intercambio. A la vuelta, mientras caminábamos para la parada del micro con Paula y Zac, me puse a llorar, pensando que esa iba a ser la última vez que caminaba ese trayecto con él. Su última noche en La Plata.
Hoy llegó el día. Me desperté a las 6 de la mañana con una angustia terrible, para ir a la terminal a despedirlo. Llegué y me encontré con Tincho y Joaco. Cuando llegó Zac, él ya estaba llorando.
Creo que no caí que verdaderamente se iba hasta que lo vi subido al micro, y ahí sí, lloramos todos, hasta los chicos. Previo a eso estuvieron todos los abrazos interminables, llanto desconsolado y últimas fotos.
Le di una carta que había escrito unos días antes y mientras desayunábamos y charlábamos con los chicos {tratando de evadir el tema} me llegó su mensaje: "How you dare to make me cry with such a sad letter :( " Ahí es cuando volví a caer que no estaba, que quizás era la última vez que me mandaba un mensaje.

Aunque ahora esté empapando el teclado, quería decir que lo que vivimos con Zac es una de las experiencias más lindas que pasé en mi vida, y me alegra mucho haber formado parte de su felicidad. No me arrepiento de nada y a pesar de todo, estoy feliz de que haya venido y nos hayamos vuelto tan cercanos. Sé que vas a ser mi amigo para toda la vida, y que algún día voy a tener la oportunidad de ir a visitarte. Sé que nos vamos a volver a ver amigo. Love you and miss you so much! :(

No hay comentarios:

Publicar un comentario