lunes, julio 9

Te vi

Te vi. Te vi parado de espaldas y durante veinte minutos no me moví de mi lugar. Te vi pero no me acerqué a vos. No te saludé, me escondí y no quise que me vieses. No sé por qué. 
Pienso que en otras ocasiones hubiera, literalmente, corrido hacia vos. Pero no, me quedé ahí y te miré. 
Vi cómo mirabas para todos lados. Cómo hablabas. Cómo te reías. Cada movimiento de tu cuerpo lo registré en mi cabeza, y cuando me fui a dormir, soñé con vos. Era de esperarse.
Falta muy poco.
No sé si es porque me estoy maquinando mucho, o porque vos sos así de frío, pero tengo la sensación de que ya no soy para vos lo mismo de antes. Seguro que si te planteara esto me dirías que no, que está todo bien y que somos amigos. Pero no puedo evitar pensarlo.
¿Será que no quise que me vieses por miedo a que no me trates como siempre?
Falta muy poco.
¿Qué voy a hacer? No sé. La repuesta universal de mi vida.


1 comentario:

  1. Me re pasóoo. Salí una noche a un boliche, y en una miro y me pasa por al lado mío el pibe que me gusta y... no hice nada. O sea, no lo saludé, nada, y quizás ahora lo pienso y es como 'en qué carajo estaba pensando?!'. Es loquísimo, pero en el momento querés ser invisible y quedarte mirándolo para siempre, sólo para ver qué hace.
    Un beso, suerteee

    ResponderEliminar