domingo, junio 24

Thank you


Hoy me acosté al lado del reproductor de música, con Past Masters adentro y me quedé dormida. Al igual que lo hacía en el auto, durante los largos viajes, donde papá ponía un CD al azar y, como no hablábamos para escucharlo, nos terminábamos quedando dormidos. Porque eso es lo que hacen ustedes: me trasladan a otro mundo. No importa qué canción sea, qué velocidad tenga, cuando los escucho es como volver a recordar una y otra vez, todo lo que me acompañaron a lo largo de mi vida. Es recordar por qué los llamo "mi banda favorita" "mis ídolos" "mis dioses". Es recordar por qué son esos cuatro hombres que nunca me fallan, que nunca me abandonan. No hay nada que se asemeje a ustedes, y no importa cuantas bandas ame, ninguna va a igualar el amor que siento por ustedes. Gracias papá, por criarme junto a ellos. Gracias por revolucionar el mundo. Gracias por formar parte de mi vida. Los amo, como mi padre lo hizo, y como lo van a hacer mis hijos.
Para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario