sábado, junio 23

4

Mi mente sigue en el Luna Park. La noche que pasé anoche fue impresionante. Lo puedo sentir todavía, en mis piernas que me matan, en la cabeza que me duele como la puta madre, en mi voz afónica y en mis oídos mientras escucho el CD .
Fui a ver a EL CUARTETO DE NOS y todavía no logro despegarme de ahí. Creo que fue uno de los recitales donde más salté y más canté. Con las chicas nos agarrábamos de la mano e intentábamos meternos al pogo. La puta madre, fue genial. Me duele todo. Nunca nunca nunca me voy a olvidar esta noche. La venía ansiando desde el 2010, cuando no pude ir por mi viaje de 15.
Gracias Robert, Riki, Alvin y Santi, por darme una de las mejores noches de mi vida. Si hay algún lugar donde le encuentro el sentido a la vida, es en un recital...y más en uno como el suyo.

Para los que no saben qué están haciendo acá: nosotros somos El Cuarteto de Nos. A veces raros, a veces bipolares, pero siempre siempre, porfiados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario