jueves, mayo 3

Same mistakes

Me siento en la obligación de hacer una entrada, ya que abandoné el blog por tres días. No pasó nada interesante en este tiempo, excepto que fue el cumpleaños de mi amiga Camila, y la pasé bárbaro en su casa. Además de eso, me saqué un 7 en matemática, se fue mi abuela que quizás vuelva en unos días, y ayer tuve una reunión de Bariloche. Bueno...cosas que no le importan a nadie.
Llegó la hora de meterse dentro de mi cabeza, bienvenidos.
Hace mucho que no hablo de él. Creo que en la mayor parte de las cosas, todo sigue igual, pero ahora yo estoy empezando a pensar algo distinto. No puedo controlar lo que siento, obviamente, pero considerando las condiciones en las que se encuentra él (que no voy a nombrarlas ni hacerlas públicas porque sería muy obvio) no debería estar tan pendiente acerca de lo que podría pasar, sino mejor, disfrutarlo como un amigo. Voy a seguir sintiendo lo mismo, eso está claro, pero quizás no voy a estar tan pendiente de que él sienta lo mismo (aunque no creo, para nada). Lo quiero un montón. Eso no puede cambiar. Es una de las mejores personas que conocí. Ayer estuve hablando con Pilar sobre eso, y creo que yo estaba siendo demasiado demostrativa con lo que sentía...o Pili tiene muy buen ojo para esas cosas. En fin, creo que voy a dejarlo ser, como siempre, pero tratando de controlarme en algunos puntos. No en lo que siento, porque no puedo :)
Ya va a llegar alguien, estoy más que segura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario