martes, abril 17

How could this happen to me?

No, no, no, no!
Ahora resulta que este imbécil quiere venir a Bariloche. No, Dios, no puede ser. ¿Por qué me pasa esto a mi? ¡Me siento tan mal! No quiero revivir todo de nuevo. No quiero tener a este enfermo molestándome todos los días. Te odio. Ojalá se ponga a votación y nadie te vote. Todo venía bien y ya tenía que arruinarse. Te odio, no vengas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario