sábado, abril 21

Breathe me

Sinceramente ya no me interesa qué opinan los demás sobre esto. Exagerada, dramática, extremista, hipersensible. Que piensen lo que quieran pero me cansé de tener que ocultar toda esta mierda que me pasa por miedo a que los demás me etiqueten de idiota.
No paré de llorar un puto minuto desde que me levanté. Insulté a toda mi familia, escuché todo el día la misma canción suicida.
ESTÁ BIEN NO ESTAR BIEN.
Fin de semana de ironías. Pensar que hace un año estaba adentro de un avión, con una enorme sonrisa, por empezar a vivir el sueño de mi vida y ahora me estoy reventando de llorar como una hija de puta. Algo adentro mio no para de decir: Dejá de llorar, idiota sentimental. Eso es lo que soy. Una imbécil llena de sentimientos. Te odio, me odio, los odio.
Odio mi estado en este momento. Ropa 5 talles más grande, capucha puesta, lágrimas negras del maquillaje de anoche, cara de orto. No sé qué pensar, no sé que hacer. Me quiero ir a la re concha de la lora. Los odio a todos. Y mañana voy a estar igual, y pasado también si es necesario. Bánquensela.

Sometimes letting go is easier than trying again.

No hay comentarios:

Publicar un comentario