jueves, marzo 15

Otro jueves más

Siento que me estoy escapando de mi misma. Tengo tantas ganas de que todo sea diferente al año pasado que 'evado' mis problemas, no los expreso, trato de ahuyentarlos, de hacer como si no existieran y seguir con mi vida. Siento que los acumulo en una copa. No es por la escuela, de hecho, nunca me sentí mejor en la escuela de lo que me siento ahora. Creo que algo cambió el martes. Ya no son los demás, ni sus críticas, ni sus pensamientos, ni sus chistes. Ahora soy yo contra el espejo.
Jamás reprimí mis sentimientos. Si tenía que llorar, lloraba. Si quería reír, reía. Pero ahora todo es tan diferente. Ante el fuerte deseo de que todo esté bien, empiezo a sentir algo así como un nudo en el estómago, y unas inmensas ganas de llorar, de liberarme de cosas que ni siquiera yo sé qué son, pero no lo hago; sonrío. Sonrío porque si no puedo ser feliz, al menos quiero pretender que lo soy, porque decidí que este año, la tristeza ya no va más en esta copa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario