lunes, febrero 13

Resulta que el 17 es el cumpleaños de Viqui, y como era de esperarse...quiere salir. Se preguntarán qué hay de malo con eso.
Bueno, empecemos por aclarar que yo no soy una persona normal. Bueno, soy "normal" entre los míos, pero soy rara entre la sociedad en sí. 
No soy la típica "party hard" que sale todos los fines de semana, con gente distinta, hace previas, etc. De hecho, salí 3 veces en todo el año. 
La razón? no me gusta. No encuentro llamativo estar en un lugar encerrado donde no se puede ni caminar, escuchar música a todo lo que da ("MÚSICA" QUE NO ME GUSTA), cruzarme a todo el mundo. NO. Pensé que a medida que creciera me iba a gustar, pero no. Sigo siendo la misma pendeja de 14 años antisocial, que escucha la música que nadie escucha, pero ahora tengo dos años más. Estoy orgullosa de quién soy, no lo malinterpreten. Pero no quiero salir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario