martes, febrero 14

Hoy vino Coti a casa y pudimos charlar un montón de temas que a veces ni siquiera hablo con nadie. Está bueno tener ese amigo con el que te podés expresar libremente. 
Yo siempre tengo la necesidad de expresarme, no puedo embotellar mis problemas. Y si no puedo expresarlos, los escribo, pero de alguna forma tienen que ser dichos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario