viernes, noviembre 4

Todo a su tiempo

Hace poco me ponía a pensar por qué los demás hacían todo antes que yo, o por qué les llegaba todo antes que a mi.
Me di cuenta que el tiempo es relativo. Es decir, no hay una cierta edad para cada suceso. Lo único que puedo hacer es esperar. ¿Qué otra opción me queda? Las cosas nuevas se presentarán solas, y las cosas que todavía nunca hice las haré cuando yo sienta que esté lista.
Creo que el mayor problema que yo tengo es que pienso demasiado. Me hago la cabeza por cosas cuya solución no es otra que esperar. Me gustaría dejar de pensar y disfrutar más lo que ya está acá conmigo, dejar de hacerme problema por todo lo que no llegó
Y sí, así es la vida, tendré que esperar esperar esperar esperar esperar.
En algún momento todo eso llegará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario