domingo, noviembre 27

Darte cuenta de que todo ya pasó, que las ganas de llorar se fueron, que una pelea con tus padres o tus amigos ya no parece el fin del mundo, que hay gente que te acepta, te hace sentir.........completo.
Ayer descubrí que por más que esté en el punto culmine de la felicidad, hay temas que nunca voy a terminar de superar, sino que voy a aprender a vivir con ellos. Ah, y quiero agradecer (de nuevo) a todas las personas que están ahí para ayudarme a sobrepasarlo, por lo menos por unas horas :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario